Su madre la había dejado sola para hacer un trámite bancario. Cuando volvió a su casa halló a su hija muerta en el piso de la cocina.
Los investigadores buscan determinar si se trató de un crimen por venganza.
Desde ayer Zaira Mamani Clemente vive una pesadilla. Por hacer un trámite, dejó varias horas sola a su hija de 10 años en su casa de la localidad de Longchamps y cuando regresó encontró a la nena asesinada de 32 puñaladas en distintas partes del cuerpo. Los investigadores buscan determinar si se trató de un crimen por venganza.
El hecho ocurrió este lunes en una vivienda ubicada en calle Silva al 1500, en el barrio 14 de Febrero, donde la nena, identificada por la Policía como Joselin Nayla Mamani, residía con su madre, de 33 años y nacionalidad boliviana, informaron fuentes del caso.
La mujer contó que se fue de su casa a las 10.30 para dirigirse a un banco en el centro de Longchamps y que dejó a su hija sola. Cuando regresó, poco después del mediodía, halló la puerta de rejas abierta y a su hija muerta en el piso de la cocina. La menor presentaba cortes en la cara, el torso y los miembros superiores e inferiores, detallaron.
Las fuentes señalaron que la casa no estaba desordenada y que no faltaban elementos de valor, excepto por un juego de llaves de la casa que la mujer había dejado sobre la mesa de la cocina antes de irse al banco. De ahí que los principales sospechosos del caso sean tres hombres, exparejas de la mujer, que por estos momentos son buscados por la Policía.
La madre de la nena contó durante las pesquisas que ella tiene un local de venta de artículos de limpieza y que también trabaja de costurera, y añadió que es madre soltera pero que tuvo una relación amorosa con un hombre de 46 años de quien se separó hace unos cinco meses porque él ejercía violencia contra ella y su hija.
Una de las principales hipótesis que maneja la fiscal Fabiola Juanatey, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial Lomas de Zamora, es que se trató de un femicidio por venganza.