«Mi ciclo está terminado para alegría de muchos», afirmó el delantero que se mostró molesto por las constantes crítica que recibió en los últimos años.
El gol errado con Alemania lo dejó marcado por las críticas.
El gol errado con Alemania lo dejó marcado por las críticas.

Un mano a mano ante Alemania en la final del Mundial 2014, un penal por los aires en la final contra Chile de la Copa América 2015 y otra chance clarísima frente a los trasandinos en la final de la Copa América Centenario de 2016. Estos errores le valieron una enorme cantidad de horas de castigo a Gonzalo Higuaín de parte del periodismo y de la sociedad. Ahora la historia en la Selección llegó a su fin.

A los 31 años, el Pipa afirmó que ya no volverá a vestir la camiseta celeste y blanca “para alegría de muchos”. “Pensándolo bien profundamente, mi ciclo en la Selección ya está. Quiero disfrutar de mi familia. Mi ciclo ya está como también lo hicieron otros compañeros. Así que ahora que ya se pueden dejar de preocupar si estoy o no estoy», expresó el goleador.

Leé también:  Argentina jugará un amistoso con Alemania

«En Argentina se critica más lo que uno no metió (los goles) que los que metió. Los goles en Eliminatorias son tan importantes como en un Mundial», agregó Higuaín quien se destacó en los equipos más importantes del mundo convirtiendo goles. «Cuando a uno lo critican con maldad a todo el mundo le duele. Después está la dimensión que quieras darle; vi sufrir más a mí familia que a mí mismo. Cada uno puede decir me falta esto o lo otro, pero siempre traté de dar lo mejor», indicó.

Por último, el delantero se refirió a cómo vivió su paso por la Selección Argentina teniendo en cuenta este contexto. «He disfrutado de la Selección. Le hice un gol a Bélgica (en cuartos del Mundial 2014) que no sé cuántos años hacía que no jugábamos la semifinal. La gente se acuerdo de los que uno erra, no de los que mete. Todos los que criticaron los errados, ese gol con Bélgica lo habrán gritado. Sé lo que es este mundo. Nunca le hice mal a nadie», cerró.