El delantero Jorge González analizó el planteo ofensivo de Los Andes y, desde su rol de goleador, remarcó que le gustaría tener tres o cuatro chances por partido. Pidió generar más variantes.
González prepara su remate, que será el 1-0 ante Colegiales.

Con dos goles en dos partidos, Jorge González afronta un buen momento personal y se afianza como el delantero de área de Los Andes. Y si bien reconoce que no está “al 100 por ciento” en la parte física, se siente con mucha confianza y remarcó que está “aprovechando” la oportunidad que le dio el entrenador Juan Carlos Kopriva en los últimos dos encuentros.

“Me costó mucho tener mi momento y siento que lo estoy aprovechando. Si bien no me encuentro al 100%, creo que hice buenas actuaciones y tuve la posibilidad de convertir en los dos partidos, que es lo que me alimenta a mí como delantero”, remarcó el nueve.

Leé también:  Tinelli será candidato a presidente de San Lorenzo

González, con goles y titularidad, disfrute de su mejor momento desde que llegó al Milrayitas. Ya parece afianzarse en el once titular de Kopriva, pero como todo goleador, quiere más. “El hecho de convertir me da mucha confianza, pero hay que seguir trabajando. El otro día tuve una chance y yo quiero tener tres o cuatro por partido. Eso es algo que nos está faltando como equipo”, recalcó el ex Camioneros.

Y sobre ese aspecto, profundizó: “El equipo llega mucho por afuera, también con remates de media distancia, y varios goles llegaron por esa vía. Por eso creo que tenemos llegada y buena definición, pero creo que tendríamos que buscar un poco más a los delanteros de área. Siento que  hay que seguir buscando variantes en la definición”, subrayó González.

Leé también:  Otro empate que deja sabor a poco para el Milrayitas

Por último, se refirió a su estado físico y comentó: “Vengo con una molestia en los aductores. Hace un mes me desgarré el izquierdo y  después me resentí el derecho. Esas con las molestias que  vengo arrastrando,  pero lo estoy trabajando con los kinesiólogos. Me está costando un montón, pero cada día voy sintiéndome mejor. Por suerte con Colegiales terminé mucho mejor, no me acalambre ni tuve molestias”.