La vecina Daniella Catelli es maestra del Colegio Inmaculada Concepción de Lomas y actriz, y desde febrero está de licencia. Pero en su cuenta de Facebook subió una parodia sobre su profesión docente, que se volvió viral, con críticas y alabanzas. “Qué difícil que es la fama”, dice entre risas.
Daniela Catelli está de licencia desde febrero, luego de que le diagnosticaran cáncer de mama.
Daniella Catelli está de licencia desde febrero, luego de que le diagnosticaran cáncer de mama.

En su vida pública -o más conocida-, la vecina Daniella Catelli es docente del Colegio Inmaculada Concepción de Lomas, y en el ámbito privado, revela su talento como actriz. Tan buena es en esta faceta que un video subido de tono en el que parodia a una seño “picante” en cuarentena que mantiene cierta “pica” con las mamis se viralizó descontextualizado como real, y fueron varias las familias que se quejaron de esta "docente" que está molesta, que se filma desde el aislamiento, explica con sarcasmo y falsa pedagogía, y les manda videítos a los maridos.

“Es increíble lo que pasó. Por un día me sentí Pampita”, cuenta Daniella, una profe rubia, de pelo largo y simpática, entre risas y con gran frescura acerca del impacto del video, mientras parafrasea con gracia: “Me llamó todo el mundo y fui popular. Es difícil la fama, no doy más. Se cuelgan de mis tetas. Ahora que tengo una que está medio herida, paren un poco, aflojen”.

Es que desde febrero, la profe está de licencia en su casa porque fue operada de cáncer de mama. “Estoy de licencia por salud, no por psiquiatría (se ríe). Siempre hago parodias. Me divierte y mis compañeras me las piden. Son mis fans. Por eso, dentro del ámbito privado, hice ésta de la seño y se las mandé por WhatsApp a ellas”, revela.

Leé también:  ¡En la vereda! Así festejó sus 100 años la vecina de Lomas con sangre italiana

Lejos de quedar circunscripto al universo cercano, el video traspasó barreras y llegó a los ojos y oídos de mamás del colegio. “Les cayó mal a las mamás del grado al que va mi hijo menor, que va a tercer grado. Son mujeres que conozco de años. La verdad es que me sorprendió. Quizá algunas pensaron que las estaba gastando a ellas”, revela, y aclara que muchas la llamaron luego para disculparse, apoyarla o solidarizarse.

Algunas familias se acercaron al colegio para manifestar su disconformidad, pero como era de esperarse de una docente de buena trayectoria y respetada por la comunidad educativa que realiza otra actividad en el ámbito privado, no hubo una medida disciplinaria. “Me molestó que las mamás me estén juzgando como docente, porque docente soy en la escuela y nunca tuve ninguna queja ni nada, gracias a Dios. Es una profesión que amo, que elegí y que vuelvo a elegir. Como artista, puedo gustar o no. Se trata de un video improvisado que filmé con el celular para mis compañeras”, responde.

Finalmente, el video llegó a los medios de comunicación, como si se tratara de una maestra real que tiene pocas pulgas y que les responde a las mamis con ironía. Y ahí la cosa terminó de explotar, tanto que no pudo ni terminar de leer la enorme cantidad de mensajes que recibió en su cuenta de Facebook, entre ellos, de varios caballeros que con gracia le pedían videos para entender mejor matemáticas.

Leé también:  ¡En la vereda! Así festejó sus 100 años la vecina de Lomas con sangre italiana

Como contrapartida al enojo de “las mamis”, recibió elogios por doquier y cartas hermosas, como la de unas exalumnas que hoy están en la universidad o docentes a quienes les sacó una sonrisa y “les hizo el día”. “La verdad es que hoy tengo que agradecer esto que ocurrió porque me están pasando cosas buenas”, rescata Daniella, y analiza: “Después de mi enfermedad, aprendí a enojarme menos y divertirme más; a meditar, a disfrutar de la música, de las cosas pequeñas. Y ahora, con esto del video se acercó gente de luz, que me tiró muy buenas ondas, que me mandó Dios para sanar. Poder aclarar me hizo bien y descubro que todo pasa por algo”.

Daniella también analiza que quizá los problemas habituales por lo que pasa la gente durante el año, sumado a la cuarentena pudo haber resultado en un sobredimensionamiento de la situación. “No sabemos lo que pasa en las familias puertas adentro. Muchas están sin trabajo, los pibes en las casas, algunas pueden tener conflictos de violencia, o atraviesan una separación. Cada familia es un mundo y con la impotencia y la incertidumbre todo se potencia el triple”, argumenta mientras piensa en varios proyectos artísticos que a raíz de tamaña exposición empezaron a llegarle. “Estoy pensando también que podría escribir un libro. Ésta es una linda oportunidad que se me abrió”, finaliza siempre con una sonrisa.

EL VIDEO QUE DESATÓ TODO: