Cerati falleció de un paro respiratorio en la Clínica Alcla, donde se encontraba desde octubre de 2010 tras haber sufrido un ACV en Caracas. Tenía 55 años.

Cerati (1)

Y un día, Gustavo Cerati dijo adiós. Su corazón no resistió un paro respiratorio y falleció por la mañana,
según el comunicado de la Clínica Alcla, donde se encontraba desde octubre de 2010 tras haber sufrido un ACV en Venezuela. El 11 de agosto había cumplido 55 años.
El dolor por la partida de uno de los referentes del rock argentino de los últimos 30 años trasciende las fronteras del país que lo vio nacer. Con él, también se marchó uno de los máximos artistas de la escena latinoamericana. Refinado como guitarrista, autor y cantante, Gustavo Adrián Cerati Clark nació el 11 de
agosto de 1959, en Barracas. Sus primeros pasos con la música fueron con Sauvage, que implicaba un hobby mientras estudiaba Publicidad en la Universidad de El Salvador. El destino puso las cosas en su lugar, cuando junto a su compañero Zeta Bosio y el baterista Charly Alberti comenzaron a gestar Soda Stereo. Desde 1984
hasta 2008, el trío más destacado de la generación del ‘80 grabó más de una docena de discos, incluidos remixes y vivos, con éxitos inoxidables como “Prófugos”, “Persiana americana”, “En la ciudad de la furia”, “Mundo de quimeras”, “Ella usó mi cabeza como un revólver” y “De música ligera”. En el medio hubo
separaciones, reencuentros, cinco trabajos solistas de Gustavo -“Amor Amarillo” (1993), “Bocanada” (1999), “Siempre es hoy” (2002), “Ahí vamos” (2006) y Fuerza Natural (2009)- y una frase célebre: “Gracias totales”. Por los periplos que inició con Soda, Latinoamérica lo adoptó como propio. Su último show masivo en Argentina fue
en diciembre de 2009, en el Club Ciudad, días después de haber compartido escenario con otro inmortal, Luis Alberto Spinetta. El 15 de mayo de 2010, un ACV lo paralizó para siempre tras un recital en Caracas.
Padre de Benito y Lisa, fanático del Flaco, hincha de Racing, ganador de cuatro Grammy latinos, tres
MTV y un Gardel de Oro, se fue un ícono del rock argentino. Su música lo hará volver.