Ricardo Escobar, de 27 años, estaba en una finca ubicada en el barrio Luján, de Reconquista. Iniciaron la investigación interna.

vera
El último de los cuatro reclusos que lograron evadirse el 4 de enero último de la alcaidía de la ciudad de Vera fue recapturado en la ciudad de Reconquista, cuando visitaba a sus padres.

Se trata de Ricardo Escobar, de 27 años, quien se encontraba en una finca del barrio Virgen Luján, de la ciudad norteña, lugar adonde se realizó el operativo.

Con este arresto ya fueron recapturados los cuatro reclusos que entre las 5 y 6 de la mañana del sábado 4 de enero escaparon de la alcaidía.

Los primeros en ser detenidos fueron Antonio Escobar, de 25 años, procesado por homicidio, y Lucas Quiróz, de 29, condenado a 3 años de prisión por robo calificado.

Seguidamente fue aprehendido Luis Miguel Stebler, de 19 años, preso por robo calificado.

El día de la fuga, en declaraciones a Télam, el titular de la Unidad Regional XIX de policía, con asiento en Vera, comisario mayor Osvaldo Grill, manifestó que "en el relevo de guardia, a las seis de la mañana, se hizo el recuento de presos y se detectó el faltante de cuatro de ellos en el pabellón número tres".

Los cuatro reclusos violentaron una reja de 40 por 70 centímetros de alto ubicada en un baño y desde allí salieron a un patio interno, donde escalaron las rejas de otra ventana, sortearon un vallado del techo y salieron a la calle, agregó Grill.

El jefe policial consignó que al momento de la fuga había "cuatro guardias que hacían ronda, acorde a las necesidades propias para brindar seguridad" y sobre la responsabilidad de ellos en el escape o complicidad con los prófugos, dijo que "eso es materia de investigación y no se descarta nada".

Sobre la posibilidad de un apoyo externo para lograr la fuga, el comisario contestó: "No tenemos nada concreto, todo indica que se han ido a pie".

"La alcaidía de la unidad regional de policía de Vera es una construcción que data de muchos años y tienen un desgaste de la mampostería y los materiales de hierro", agregó Grill respecto de la cárcel situada a 256 kilómetros de la capital provincial.

Y añadió que actualmente en ese penal hay 95 presos, cuando la capacidad real es de 40, y que en el pabellón 3, de donde se escaparon los reclusos, había 20.

Esa fuga fue la segunda que se produjo en esta provincia en lo que va del año, ya que el 1 de enero seis reclusos de la cárcel de Coronda se escaparon del penal tras pasar con los torsos desnudos y enjabonados por un conducto de aire acondicionado.