En homenaje a la primera publicación de El Eternauta, hoy se celebra el Día de la Historieta Argentina. Repaso, gustos y la voz de un artista de Lomas.

mafalda (2)

Exactamente 57 años pasaron de la primera publicación de El Eternauta, la saga más perdurable de la historieta nacional. En 2005, un grupo de artistas, editores, críticos y lectores denominados “Comisión Día H” presentó un proyecto con el fin de celebrar el Día de la Historieta Argentina en homenaje a esa fecha. Por eso, el noveno arte celebra hoy una jornada especial.

Si bien par - te de la historia comenzó a escribirse con la obra de Héctor Germán Oesterheld, en 1957 (ver: “El Eternauta, el pionero”), hubo otros nombres que sobresalieron y aún perduran: Clemente, Mafalda, Inodoro Pereyra y Patoruzú. “Mafalda es un clásico de siempre”, cuenta la lomense Isabel Vidal acerca de la niña c r e a - da por Quino.

Isabel sabe bastante del tema: es dueña de la histórica comiquería Eternia, en Meeks 172. Allí, desde hace 18 años, recibe a curiosos y fanáticos de las viñetas. “Viene gente de todas las edades. Los chicos ahora se inclinan por el estilo manga, y, de acá, muchos consumen a Gaturro.

Los grandes se reparten entre los cómics de afuera y los de Argentina”, asegura. Una de las cuest i o n e s que favorecen al mercado es que las historietas se editan en el país; así, el tiempo de espera y el precio están más cerca de las necesidades del cliente.

FANTASÍA

“A pesar de que hoy parece que todo pasa por la tele, siguen generando un mundo fantástico. Las historietas fueron mis maestras como artista, y se convirtieron en referencias de los chicos. Representan la fantasía en desarrollo”, opinó A n t o n i o Sandoval, historietista de Lomas.