El expresidente está en el Hospital Austral, en el área de cuidados críticos. Ingresó el 1° de enero con un cuadro de infección respiratoria que agravó dolencias cardiovasculares previas.
El 30 de noviembre asistió a la Gala del G20 en el Teatro Colón.
El 30 de noviembre asistió a la Gala del G20 en el Teatro Colón.

Tras ser sometido a una “angioplastia coronaria”, el expresidente de la Nación Fernando de la Rúa permanecía hoy internado en "grave" estado en "el área de cuidados críticos" del Hospital Universitario Austral, ubicado en el partido bonaerense de Pilar, donde se informó que el ex mandatario se encuentra allí internado desde el 1° de enero último.

"Al ingreso presentaba un cuadro de infección respiratoria que agravó dolencias cardiovasculares previas. Se inició tratamiento antibiótico y se le realizó una angioplastía coronaria para asistir a su corazón", señaló la institución.

De la Rúa, de 81 años, se encuentra "sedado y con asistencia respiratoria mecánica, en el área de cuidados críticos, siendo su cuadro grave".

El Hospital Austral afirmó también que "en acuerdo con su familia, para la cual se pide respeto a su privacidad, se darán a conocer nuevos informes en la medida que se produzcan novedades en su salud".

Hoy a las 13, la institución brindó el primer parte. La última vez que se lo vio al ex jefe de Estado en público había sido el 30 de noviembre pasado, cuando asistió junto a su esposa Inés Pertiné a la Gala del G20 en el Teatro Colón.

En 2018, el expresidente había sufrido dos infartos, uno en octubre y otro en mayo. Sin embargo, los problemas cardíacos para De la Rúa habían empezado en 2001, cuando todavía era jefe de Estado. En ese momento lo sometieron a una angioplastia para desobstruir la arteria coronaria derecha.

Otros antecedentes similares se produjeron en 2010 y 2014, cuando debió ser intervenido, al tiempo que en enero de 2016 pasó por el quirófano, pero en esa oportunidad fue por un problema en la vejiga.

De la Rúa asumió como presidente el 10 de diciembre de 1999 y renunció el 21 de diciembre de 2001, en medio de una de las más profundas crisis sociales, económicas y políticas que vivió el país.