El candidato del Frente de Todos logró una ventaja difícil de revertir de cara a las generales. Tuvo un enorme apoyo en todas las provincias -menos Córdoba- y superó las expectativas del electorado.
La fórmula sumó más de 10 millones de votos en todo el país.
La fórmula sumó más de 10 millones de votos en todo el país.

Con 15 puntos de diferencia, Alberto Fernández logró un triunfo contundente en las PASO y se consolidó como el máximo favorito para las elecciones generales de octubre, en una tendencia prácticamente irreversible.

El candidato a presidente del Frente de Todos tuvo un enorme apoyo en todas las provincias del país -menos Córdoba- que incluso superó las expectativas y quedó a tres puntos de los 50 con más de 10 millones de votos.

Desde temprano, las primeras bocas de urna dejaban entrever algo muy diferente a lo que las encuestas habían señalado durante las últimas semanas. La ventaja era mucho mayor a la estipulada y se acentuaba camino al cierre.

Leé también:  Massa: “En la Provincia, escondieron a Macri porque sienten vergüenza”

Hasta después de las 22 no habría datos oficiales por una falla en el sistema Smartmatic para la carga de votos. Sin embargo, el presidente Mauricio Macri decidió reconocer la derrota sin los resultados. Con un semblante notoriamente triste afirmó que hicieron “una mala elección” y mandó a la gente “a dormir”. Luego, al llegar los primeros cómputos, quedó claro el porqué de esta expresión.

Solo Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires no tuvieron a la fórmula Fernández - Fernández como ganadora.

“Nos dieron testimonio de su confianza. Sabemos el compromiso que estamos tomando. Argentina escuchó el mensaje, que decía que nos importa la educación pública, las pequeñas y medianas empresas y nuestros abuelos”, dijo Alberto en el inicio de su mensaje en el bunker del Frente de Todos.

Leé también:  Martín celebró el triunfo del Frente de Todos en Lomas, Nación y Provincia

Y continuó: “No venimos a restaurar un régimen, venimos a generar una nueva Argentina, que termine con este tiempo de mentiras. Se destierra el concepto de venganzas y grietas. Siempre arreglamos los problemas que otros generaron y una vez más lo vamos a hacer”.

Y se hizo eco de la frase de Macri. “A los que se fueron a dormir, les pido que no se duerman más porque durmieron mucho tiempo y nos generaron un problema enorme. Argentina hoy está pariendo otro país”, cerró.

Por su parte, en un mensaje grabado desde Santa Cruz, Cristina Kirchner agradeció el apoyo a la propuesta y señaló: “Estamos muy contentos no solamente porque ganamos una elección, sino porque muchos argentinos comprenden y apoyan finalmente que las cosas deben cambiar en el país”.