En su alegato de la semana pasada, el fiscal Carrión afirmó que la joven fue "torturada y cosificada" y pidió para el único acusado la pena de prisión perpetua como coautor, o en su defecto partícipe necesario. Será desde las 10.30, y, en paralelo, habrá una concentración en las puertas de Tribunales de Lomas para pedir la reapertura de la investigación.
El pedido de Justicia por Anahí podría dar un paso adelante este miércoles.

Jornada clave. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora dará a conocer mañana su veredicto en el juicio por el femicidio de Anahí Benítez, la estudiante del Enam de Banfield de 16 años que en 2017 apareció violada y asesinada en la reserva Santa Catalina. La fiscalía y la querella pidieron prisión perpetua para el imputado Marcos Esteban Bazán. Desde las 11, en la puerta de Tribunales habrá una concentración para pedir la reapertura de la investigación.

La lectura del fallo será a las 10.30 y se trasmitirá por videoconferencia a través de la plataforma "Teams". Los únicos que pueden acceder a la sala, aunque respetando el distanciamiento social y el uso de tapabocas, son los jueces Elisa López Moyano, Roberto Conti y Roberto Lugones; el fiscal Hugo Carrión; el abogado del particular damnificado, Guillermo Bernanrd Krizan; la mamá de la víctima, Silvia Pérez; y los abogados defensores Eduardo Soares y Rosario Fernández.

EL ÚNICO ACUSADO. Marcos Bazán (34) seguirá el juicio por videoconferencia desde la Unidad 9 de La Plata, donde cumple su prisión preventiva.

El debate se inició en febrero con otro imputado en el banquillo de los acusados, Marcelo Sergio Villalba (42) -cuyo ADN fue hallado en el cuerpo de la víctima- pero este hombre dejó de ser juzgado en la segunda audiencia porque una junta médica concluyó que era un "psicótico" que no estaba en condiciones de estar en juicio.

En su alegato de la semana pasada, el fiscal Carrión afirmó que Anahí fue "torturada y cosificada" y pidió para Bazán la pena de prisión perpetua como coautor, o en su defecto partícipe necesario, de los delitos de "privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género" (femicidio) y como partícipe necesario de un "abuso sexual agravado por acceso carnal".

Como prueba clave contra a Bazán, Carrión mencionó el olfato del conocido perro rastreador Bruno, de la brigada canina de Escobar, a quien definió como "el detector de femicidas".

Más allá de que ya no estaba siendo juzgado, el fiscal también se refirió a Villalba -quien ya tiene una condena por un abuso en Capital Federal-, como autor de la violación de Anahí y coautor del crimen y recordó que el celular de la víctima se halló en poder de uno de sus hijos.

Leé también:  "¿Dónde está Franco?" El pedido desesperado de la familia del joven de Albertina del que no se sabe nada hace 12 días

Como prueba clave contra el dueño de la casa donde se cree que Anahí fue retenida, drogada, violada y asesinada, Carrión mencionó el olfato del conocido perro rastreador Bruno, de la brigada canina de Escobar, a quien definió como "el detector de femicidas".

Según el fiscal, el can entrenado en seguir el olor de personas vivas incriminó a Bazán de dos maneras: detectó el rastro odorífero de Anahí dentro de su casa y la presencia del propio imputado en la fosa donde se halló el cadáver de la víctima, a 235 metros de su vivienda.

Otros indicios enumerados fueron una tijera secuestrada en la casa de Bazán que la chica solía tener en un morral, una llave que Anahí solía colgarse en el cuello y que se comprobó que abría la puerta del domicilio del imputado y una pericia geológica que determinó que una pala del acusado tenía rastros de tierra similares al sitio donde fue enterrado el cuerpo.

Leé también:  "¿Dónde está Franco?" El pedido desesperado de la familia del joven de Albertina del que no se sabe nada hace 12 días

La hipótesis de la fiscalía es que Anahí conocía a Bazán por el interés que ambos tenían por la naturaleza y por sus inclinaciones artísticas y que, en ese contexto, el imputado la secuestró, la retuvo en su casa, la drogó con "burundanga" y ahí fue violada por Villalba.

Para los investigadores, luego de ello y al ver la búsqueda policial que se desarrollaba por la joven, los acusados "tomaron la decisión de quitarle la vida" para ocultar los delitos que habían cometido.

El abogado de la familia de la víctima, Bernanrd Krizan, también solicitó en el alegato la prisión perpetua para Bazán.

En cambio, los abogados defensores Soares y Fernández pidieron la absolución de Bazán por falta de pruebas, sostuvieron que el acusado no conocía a la víctima ni a Villalba, que su casa se abría con cualquier llave, que la labor del can "carece de rigor científico" y sugirieron que la causa fue "armada" por policías.

"Mi mamá me crió con muy buenos valores, sería incapaz de quitarle la vida a cualquier ser vivo", afirmó el propio Bazán en sus últimas palabras ante el TOC 7 y cuando declaró en el juicio, le dijo a la madre de Anahí que si él era condenado, el crimen de su hija iba a "quedar impune".

CONCENTRACIÓN. Por su parte, amigos y familiares de Anahí estarán en las puertas de Tribunales desde las 11, para exigir la reapertura de la investigación. "No vamos a detenernos hasta saber qué pasó con Anahí. Sostenemos que este juicio es a todas luces insuficiente para saldar el caso, vamos a seguir en la lucha y convocamos a todes les estudiantes, compañeres, jóvenes y las organizaciones feministas, sociales, políticas y centros de estudiantes a concentrar, con las medidas de prevención necesarias", sostuvieron desde la agrupación Las Rojas, pero estará presente en la jornada.