Los viernes puede verse en vivo esta puesta virtual que cuenta la historia de Nicolás, que tenía todo listo para la celebración de su cumpleaños y que la cuarentena le puso patas para arriba sus planes.
LOS VIERNES A LAS 22, A LA GORRA.
LOS VIERNES A LAS 22, A LA GORRA.

“Feliz Zoomple”, una suerte de ficción superada por la realidad, es una propuesta teatral online sobre la historia de un cumpleañero que tenía todo para tirar la casa por la ventana y que la cuarentena lo obligó a cambiar de planes.

Ideado, conversado y ensayado íntegramente a través de Zoom, la historia de Nicolás y sus amigos se desarrollará en vivo los viernes a las 22, experimentando una modalidad nueva entre actores y espectadores unidos en la distancia por la ficción y el avance tecnológico.

Ideado por Tomas Cutler, el elenco tiene también a María Lía Bagnoli, Luciano Crispi, Marcelo Martín, Soledad Bautista y Emiliano Alejandro Dátola, estos dos últimos oriundos de la región.

“Nos interesó explorar la plataforma. Diez minutos antes le pasamos el ID y les pedimos que apaguen la cámara, es como que ‘damos sala’. Ponemos unas placas dando la bienvenida”, le cuenta Soledad a La Unión cómo intentan recrear algo del teatro convencional.

Leé también:  “Vuelve”, con las hermanas Marull, en formato online

En esta historia muchos se sentirán espejados por la cantidad de cumples que se intentan celebrar a través de Zoom. “Cualquiera se puede sentir identificado. Nicolás iba a cumplir 40 y tenía planeado un gran festejo, pero definitivamente todo lo que tenía planeado se le frustró”, acota.

Esta propuesta virtual se extiende durante 40 minutos y aborda implícitamente la cuarentena. “Aparece el tema del confinamiento y que cada uno lo lleva como puede, pero no se habla directamente, el tema está latente. Por ejemplo, Nicolás recibe un regalo y lo limpia con lavandina, y lo arruina”, agrega la actriz, que interpreta a Laura en esta desopilante historia.

El ciclo ya tuvo un par de funciones con muy buena respuesta y son en vivo con “el riesgo” de alguna equivocación mientras se improvisa y hasta de alguna falla técnica, como que se le caiga internet a algunos de los actores en el momento menos indicado.

Para los hacedores de este proyecto, se trata de un “espacio de encuentro” y “una excusa para disfrutar”, a modo de una salida al inicio del fin de semana.

En otro ingrediente de impronta teatral, al fin de la función los actores saludan y el público puede prender sus cámaras para que todos se vean las caras cuando se cae el telón virtual.

Leé también:  Esteban Laureano, el otro Maradona

Esta interesante movida es a la gorra y en cada función aparecen en pantalla las vías con las que se puede colaborar con los actores, incluyendo transferencia bancaria, Mercado Pago y un código QR, entre otras.

UN TALLER ONLINE. En otra de sus aventuras virtuales, Soledad Bautista está al frente del Taller de Armado de Café Concert, junto a Emiliano Dátola, dentro las clases que se brindan en el Ceta Concert.

“Se pararon las clases y para mí de esta forma no se puede dar clases de teatro, armamos este seminario de humor dentro de la ficción. Lo adaptamos a analizar escenas de serie y películas con ejercicios teóricos, que se suben a las plataformas”, explica.

Este taller tendrá como punto final la concreción de una ficción de no más de 30 minutos con la participación de todos los alumnos.

MÁS INFO:

MIRÁ EN VIVO “FELIZ ZOOMPLE”

SEGUÍ A SOLEDAD BAUTISTA

PARA INSCRIBIRSE EN LOS TALLERES