En medio de un fuerte operativo de seguridad, que les impidió subir al Puente Pueyrredón, exigieron avances en la investigación contra los funcionarios que fueron parte del gobierno de Eduardo Duhalde.
Participaron decenas de agrupaciones políticas y sociales.

A 17 años de la Masacre de Avellaneda, familiares y compañeros de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, acompañados por organizaciones políticas y sociales, se concentraron al pie del Puente Pueyrredón para reclamar "juicio y castigo" contra los responsables políticos de la represión en la que fueron asesinados los dos jóvenes militantes.

En medio de un fuerte operativo de seguridad, que impidió que el acto se realice arriba del puente como todos los años, los participantes se manifestaron bajo la consigna “los asesinos de ayer no pueden ser los salvadores de hoy”, en referencia a los exfuncionarios del gobierno de Eduardo Duhalde que siguen participando en la política.

Leé también:  Denuncian a un cura de Dock Sud por abuso sexual

“Todo el mundo sabe quiénes son los culpables que pergeñaron todo a nivel nacional y provincial. Sin embargo, la Justicia dice que no hay eslabones que permitan juzgarlos”, apuntó el padre de Darío, Alberto Santillán, que resaltó que los familiares han presentado pruebas y han hecho el trabajo que “no hicieron” ni los jueces ni los fiscales.

“Tanto la justicia como la política pensaron que nosotros nos íbamos a quedar conformes con las condenas al ex comisario Alfredo Fanchiotti y (el cabo Alejandro) Acosta. Pero desde el primer día señalamos las responsabilidades políticas, aún sabiendo que esa misma política es la que, en definitiva, pone a los jueces, y no dejaremos de hacerlo”, agregó.

Leé también:  Protesta de los trabajadores del local de ropa deportiva Family Sport

En ese sentido, Vanina Kosteki, hermana de Maximiliano Kosteki, resaltó: “Continuamos la lucha desde el lugar que tenemos que estar: no negociando ni entregando la sangre que se derramó aquel 26 de junio. Mientras los responsables políticos no sean juzgados ni condenados, seguiremos en ese mismo camino, el de la lucha”.

Por las muertes de Kosteki y Santillán fueron condenados a cadena perpetua el excomisario de la Policía bonaerense Alfredo Fanchiotti, que encabezó el operativo policial, y el cabo Alejandro Acosta. Además, otros cinco policías recibieron penas menores.

En cambio las causas sobre las responsabilidades políticas  de los funcionarios del Gobierno de aquel entonces nunca avanzó tanto en los Tribunales federales como en el Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Leé también:  Aprenden técnicas sobre agricultura

Para los familiares tienen que ser investigados Duhalde, el exgobernador Felipe Solá; el exjefe de Gabinete Alfredo Atanasoff; el exsecretario general de la Presidencia Aníbal Fernández; el exministro de Justicia, Juan José Álvarez; el exministro del interior Jorge Matzkin, y el exministro de seguridad bonaerense Luis Genoud.