El joven ya responde a los estímulos y comenzó a respirar por sus propios medios. "Hay que esperar que el cerebro se descomprima porque sigue teniendo coágulos en la cabeza", contó Jésica, su madre.
El joven se encuentra internado en el Sanatorio Güemes en terapia intensiva.

Jésica, la mamá de Joel, el joven de 15 años que fue agredido el último fin de semana por una patota en Wilde, aseguró que su hijo “está evolucionando favorablemente” a partir de los cuidados médicos que está recibiendo en el Sanatorio Güemes.

“Gracias a Dios, hoy le sacaron el respirador”, contó la mujer en diálogo con la prensa en la puerta del centro de salud ubicado en el barrio porteño de Almagro. El joven ya mueve los brazos y las piernas por sus propios medios, pero aún continúa en coma inducido.

"Hay que esperar que el cerebro se descomprima porque sigue teniendo coágulos en la cabeza. Hoy a la tarde le van a hacer un estudio oftalmológico. El hecho de respirar por sus medios es un avance buenísimo me dijeron los médicos”, relató.

De mejor ánimo, Jésica comentó que cuando escucha su voz Joel reacciona. "Está medicado pero estable (...) El nene tiene muchas ganas de vivir, está lleno de vida. Tengo fe en que mi hijo va a seguir evolucionando porque es muy fuerte”, comentó.

Joel tiene 15 años y lucha por su vida.

Los vecinos y amigos de Joel se autoconvocaron en el barrio esta tarde para pedir justicia y exigir que se detenga la violencia entre los jóvenes. "Esta vez le pasó a mi hijo, pero puede pasarle al hijo de otro”, sentenció Jésica.

Roberto Damboriana, abogado de la familia de Joel, aseguró que este jueves habrá una audiencia en la fiscalía que investiga el hecho con el testimonio de dos testigos.

“Por el momento hay un solo detenido que es un joven de 17 años. Hoy se revisaron unas imágenes de una cámara que captó el momento de la golpiza. Mañana veremos la participación de los otros imputados”, destacó.

Damboriana afirmó que son siete los imputados por “participación necesaria” en el hecho.

Joel se encuentra internado en la terapia intensiva del Sanatorio Güemes de la Ciudad de Buenos Aires luego de recibir una feroz golpiza el domingo a la madrugada.

La causa está caratulada como “tentativa de homicidio” e interviene el Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil Nº 6 a cargo de Daniel Collado, del Departamento de Judicial de Lomas de Zamora.