Del programa impulsado por el Municipio participan más de 500 alumnos de escuelas técnicas públicas y privadas de distintos barrios que, según sus especialidades, realizan trabajos dentro de áreas y espacios públicos locales.
en el taller municipal, los alumnos de la técnica Nº5 realizan varias tareas relacionadas con los automotores.
en el taller municipal, los alumnos de la técnica Nº5 realizan varias tareas relacionadas con los automotores.

Más de 500 estudiantes de escuelas técnicas públicas y privadas participan de las Prácticas Profesionalizantes. El programa, impulsado por el Municipio de Lomas por quinto año consecuivo, les permite adquirir experiencia para su inserción en el mundo laboral.

“Los alumnos tienen la posibilidad de poner en práctica todo su aprendizaje en áreas locales para llegar preparados al mundo laboral y a su futuro. La idea es que consoliden, integren y amplíen las capacidades y saberes construidos en los diferentes campos de la formación”, señaló el intendente Martín Insaurralde.

A lo largo de estas prácticas (son un total de 200 horas) reciben una remuneración.

De la iniciativa forman parte las nueve escuelas técnicas públicas, el Centro de Formación Integral Nº1, la Escuela de Educación Especial Nº501 y los institutos Emilio Lamarca, San Bonifacio y Nuestra Señora de Itatí. Los jóvenes especializados en electromecánica, electrónica, informática, maestro mayor de obra, ingeniería, arquitectura y jardinería, entre otras, desarrollan trabajos y proyectos dentro de distintos espacios locales.

A lo largo de estas prácticas (son un total de 200 horas) reciben una remuneración económica, mientras que a los establecimientos se les entregó un subsidio de $45.500 para que cuenten con todas las herramientas necesarias.

En el Taller Municipal, los alumnos de la Técnica Nº5 (Temperley Este) con especialidad en Automor realizan mecánica integral de todo tipo, verificación de circuitos eléctricos, trabajos de gomería, motores y embragues, entre otras tareas en conjunto con los empleados del lugar.

Mientras que los chicos de la Escuela de Educación Especial Nº501, de Lomas Oeste, son ayudantes de jardinería en las instalaciones de la Escuela de Arboricultura, Jardinería y Ecología Aplicada (Emajea). A su vez, otro grupo trabaja en el mantenimiento de los canteros de la Plaza Libertad.

a TODOS LOS ESTABLECIMIENTOS SE LES ENTREGÓ UN SUBSIDIO.
a TODOS LOS ESTABLECIMIENTOS SE LES ENTREGÓ UN SUBSIDIO.

“Son un total de 20 los alumnos que participan entre los dos espacios. También estamos en tratativas para sumar ayudantes de servicios en los Jardines Municipales a través del preparado de productos de alimentación junto a los auxiliares de cocina”, contó Mabel Di Leo, directora del establecimiento ubicado en la calle Laprida 1573.

La Nº501 Gabriela Mistral se creó en 1957 y fue la primera escuela especial de Lomas. Allí reciben a estudiantes con discapacidad intelectual, discapacidad motora y necesidad de apoyo en la constitución subjetiva a partir de los 6 años.

En octubre llevarán a cabo la quinta edición de la exposición y venta de productos que producen los alumnos durante los trayectos de formación preprofesional y profesional a lo largo del año. La jornada en la Plaza Libertad contará con stands de huerta, artesanías, productos saludables y sublimación, entre otros.

Y el 22 de noviembre se presentará la séptima muestra de danza con un espectáculo en el Teatro del Municipio.