La canasta de bienes acumula un aumento del 333% en los últimos cuatro años. Un trabajador medio deberá destinar un 139% de su salario para pagar varios servicios.
El valor de la canasta pasó de los $15.801 en 2015 a $49.993 en este 2019.

La canasta de bienes y servicios de las vacaciones de verano tuvo un aumento promedio de 57,2% por lo que un trabajador promedio deberá destinar un 139% de su salario para tomarse unos días de vacaciones.

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) indicó que cenar en un restaurant registró una suba de 59%; la pileta, un 57,4%; el camping, un 55,1%; el teatro, un 54,6%; juegos virtuales, un 53,2% y una salida al cine, un 52,9%.

Leé también:  Tu pelo es un desastre universal

La canasta vacacional en 2015 equivalía al 101% de un salario promedio, mientras en 2018 la cifra escaló a 129%. De esta manera, el valor pasó de los $15.801 a $49.993 en este 2019.

"En un contexto de caída de salario real, vacacionar afuera o internamente requiere una porción muy alta de los ingresos familiares al punto de poder frustrar los planes", apuntó el análisis y evaluó además que en los últimos cuatro años el incremento acumulado llegó a 333,6%.