El programa a cargo del Municipio de Lomas superó el número de participantes capacitados durante 2017 en escuelas tanto públicas como privadas. Aprendieron las señales de tránsito y los riesgos de conducir alcoholizado, entre otras cuestiones.
los “Drunkbusters” simulan las dificultades que tiene una persona alcoholizada.
los “Drunkbusters” simulan las dificultades que tiene una persona alcoholizada.

El Programa de Educación Vial que desarrolla el Municipio de Lomas alcanzó un nuevo récord. Un total de 6.300 alumnos de todos los niveles participaron de las charlas durante el ciclo lectivo 2018, superando a los 5.159 que fueron capacitados en 2017.

La iniciativa a cargo de la Secretaría de Gobierno también creció en el número de escuelas, ya que este año se visitaron 89 establecimientos (22 más que el año pasado). Los profesionales de la Dirección de Licencias prepararon los encuentros según las edades de los estudiantes. Con los jardines de infantes se trabajó desde los sentidos: les mostraron las señales de tránsito, explicaron sus significados y repasaron el rol que tienen los peatones.

Por su parte, los adolescentes aprendieron las precauciones a la hora de tomar el volante, cómo evitar el consumo de alcohol, usar el cinturón de seguridad en los autos, el casco en las motos y los límites de velocidad en calles y avenidas. También se proyectaron video para repasar las normas viales y analizaron noticias en los medios de comunicación y situaciones cotidianas referidas al tema.

“Uno de nuestros compromisos es difundir el valor de respetar las señales de tránsito y la importancia de tener conductas adecuadas para circular por las calles. En cada escuela, los chicos y jóvenes reciben información que podrán aplicar tanto en el presente como en el futuro”, señaló el intendente, Martín Insaurralde.

repasan el rol de los peatones en la calle.
repasan el rol de los peatones en la calle.

En varias clases los chicos se pusieron los “Drunkbusters”, que son unos anteojos que simulan una graduación de 0,9 g/l y demuestran las dificultades que puede tener una persona manejando bajo los efectos del alcohol. A modo de prueba tuvieron que caminar en forma recta o alcanzar algún objeto, lo que les demandaba una gran esfuerzo.

Durante diciembre, se llevaron a cabo charlas con 219 estudiantes. La campaña, que se inició en 2014, ya alcanzó a unos 16.700 alumnos de 272 escuelas tanto públicas como privadas.

“Este programa se supera año tras año en todos los barrios, donde nos enfocamos en transformar conductas viales que permitan evitar siniestros en nuestras calles”, destacó el secretario de Gobierno, Martín Chorén.

A LOS CONDUCTORES. Los vecinos que tramitan su licencia de conducir por primera vez tienen que asistir obligatoriamente a una charla sobre manejo responsable y métodos de prevención en las calles.

Las capacitaciones semanales realizan en el Teatro ubicado en Manuel Castro 262, donde los ciudadanos repasan las normas y responsabilidades que deben tener en cuenta al momento de circular por la vía pública como utilizar el cinturón de seguridad en los autos, casco en las motos, el respeto por las señales de tránsito, semáforos, evitar el consumo de alcohol y cualquier tipo de imprudencia.