En medio de la ola de ingresos de inmigrantes ilegales y a días de la amenaza de Trump de aplicar aranceles a las exportaciones mexicanas, las dos partes decidieron trabajar para combatir el tema.
Estados Unidos planeaba imponer, a partir del próximo lunes, una tasa de aranceles del 5% a las exportaciones mexicanas
Estados Unidos planeaba imponer, a partir del próximo lunes, una tasa de aranceles del 5% a las exportaciones mexicanas.

Estados Unidos suspendió su amenaza de aplicar aranceles a las exportaciones mexicanas, tras llegar a un acuerdo con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para combatir la inmigración ilegal, especialmente en la frontera con Guatemala.

“Los aranceles programados para entrar en vigor el lunes contra México quedan suspendidos indefinidamente. México a cambio ha aceptado tomar medidas contundentes para detener la marea migratoria a través de México hacia nuestra frontera sur”, dijo anoche el presidente estadounidense, Donald Trump, en la red social Twitter.

Leé también:  Trump aplaza la designación de carteles de la droga mexicanos como “terroristas”

México se comprometió a “registrar y controlar las entradas en la frontera”, así como a desplegar a la Guardia Nacional por todo el territorio y en especial en la frontera sur, explicó a la prensa el canciller mexicano, Marcelo Ebrard

El gobierno mexicano había informado el jueves que reforzaría la frontera con Guatemala con el envío de hasta 6.000 efectivos de la Guardia Nacional, creada recientemente por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador

El acuerdo, explicado en una declaración conjunta de ambos gobiernos, contempla que Estados Unidos devuelva a México a todos las solicitudes de asilo migratorio, informó la agencia EFE.

“Aquellos que crucen la frontera sur de Estados Unidos para pedir asilo serán rápidamente devueltos a México, donde podrán esperar la resolución de sus solicitudes”, dijeron ambos gobiernos en el documento.

Leé también:  No culpes a la playa

México, por otra parte, autorizará la entrada de migrantes por razones humanitarias en cumplimiento de sus obligaciones internacionales, mientras se analizan las solicitudes de asilo.

El gobierno de López Obrador también ofrecerá empleo, salud y educación “de acuerdo a sus principios”, dice el documento.

Estados Unidos planeaba imponer, a partir del próximo lunes, una tasa de aranceles del 5% a las exportaciones mexicanas, para aumentar gradualmente hasta alcanzar un 25% en octubre.