River invirtió mucho dinero en el defensor que pretende Hernán Crespo Banfield y analiza la posibilidad de incluir al volante del Taladro como parte de pago, pero desde el Sur se opondrían a cederlo y, en tal caso, acercarían otros nombres.
River pretende que Martín Payero entre en la negociación por el defensor Luciano Lollo.

Luciano Lollo es el marcador central apuntado por el entrenador de Banfield Hernán Crespo para la próxima temporada. El propio DT se comunicó con el defensor y hay un acuerdo de palabra y de contrato para que se sume al plantel del Taladro.

Pero River no quiere perder económicamente por la inversión realizada por un jugador que pudo disfrutar poco por sus constantes lesiones. El Millonario le pagó US$3.5 millones a Racing a mediados de 2016. Y Lollo jugó con la Banda 15 partidos (un gol).

Leé también:  River y el Lobo mendocino en busca de los octavos

¿Qué piensan desde Núñez? Meter uno o dos jugadores de Banfield en la negociación es la cuestión. Y el nombre que le gusta a Marcelo Gallardo es Martín Payero, el cordobés de Pascanas, de apenas 20 años y pieza clave en el equipo de Valdanito. ¿Aceptarán desde Peña y Arenales vender un porcentaje o buscarán meter otros nombres en un supuesto acuerdo?

La operación no sería viable. Banfield se caracterizó en el último tiempo por realizar buenas ventas y esta no sería la excepción. Hace poco, el Alavés de España ofertó cerca de dos millones de euros por el 80% de la ficha del jugador, la cual fue rechazada. Por eso, habrá que esperar.

Leé también:  River goleó a Atlético Tucumán, pero no le alcanzó y fue eliminado

El volante agarró titularidad desde la llegada de Hernán Crespo al banco y se convirtió en una de las piezas del funcionamiento del mediocampo. Jugó nueve de los 10 partidos luego del receso (faltó en la última fecha ante Newell’s) y marcó un gol en la victoria por 3-0 frente a Juventud Unida de Gualeguaychú por la Copa Argentina en el estadio Centenario de Quilmes.

Apenas un partido como titular con Julio César Falcioni, frente a Unión en Santa Fe, ya que para el Emperador era inamovible la dupla Enzo Kalinski-Adrián Calello. Con los dos fuera del plantel, Payero aprovechó la oportunidad y se quedó con uno los puestos del doble cinco.