Con dramaturgia de la propia actriz, en colaboración con Lisandro Outeda y con dirección de Adrián Canale, este unipersonal arranca un ciclo de presentaciones en Ceta Teatro.

Luego su estreno en Timbre 4, “Enterrada”, con la actuación de Marina Fantini y Lisandro Outeda, y la dirección y puesta en escena de Adrián Canale, se estrena este viernes en Ceta Teatro, en Banfield. Tras esta función, regresa a escena en el mismo espacio de la región el domingo 12 y los jueves 16 y 23 de este mes.

Para la actriz, lo teatral tiene "algo sanador”.

“Yo escribo desde que sé escribir, es mi modo de expresión. La obra es una idea mía, le pedí ayuda a Lisandro Outeda con la dramaturgia, para organizar el material. Terminó siendo un proceso re lindo, escrito a cuatro manos”, le dice Marina Fantini a La Unión.
Mientras que en esta nueva aventura vuelve a trabajar con Adrián Canale, que ya la dirigió en “Anís” y “Parte de este mundo”.

En la puesta, hay un jardín pequeño lleno de verde. Un espacio chiquito y abigarrado dentro de uno más grande: el teatro. Y en medio de ese invernadero poético, selva en miniatura, una mujer que no duerme hace tiempo se entrega a la caída, al fango, y nos cuenta (se cuenta) los detalles de ese abismo floral en el que ha resbalado.

Una separación que hubiera preferido viudez. Y ahora ella es un vegetal nadando en alcohol. Discapacitada de sol. Pero que busca lentamente florecer de nuevo. Trasplantarse. Mover la tierra. Removiendo su interior como a las plantas.

Le “arden los ojos” de no dormir, de acostumbrarse a la negrura. Pero en este divagar profuso de plantas, enredaderas y palabras, como en un embrujo, va desenredando su historia. El terreno está listo. De todo ese barro florecerá algo nuevo. Como una oruga que se vuelve mariposa. Así, toda ella, nueva.

En esta obra, Marina Fantini transita por momentos autorreferenciales, que incluyen mudanzas, pérdidas y renaceres, entre otras experiencias.

“Hay todo un proceso de mi universo: nací en Tandil, me crié en Balcarce y después me vine a Buenos Aires, hay muertes y renacimientos y mi vínculo con la naturaleza. La obra me surgió un día trasplantando una planta de una maceta a otra, es como que todos necesitamos otro espacio”, explica.

Esta obra, según su protagonista, deja un mensaje. “Tiene algo esperanzador y mucho humor. La ficción y lo teatral tiene algo sanador”, acota Fantini.

Marina participó de un tendal de obras, pero “Enterrada” es su primer unipersonal. “Es un desafío, alguna vez hice un monólogo, pero nunca un unipersonal y siempre estuve dentro de grupos grandes. Estoy muy entusiasmada”, cierra.

MÁS INFO. “Enterrada”, este viernes, a las 22.30, en Ceta Teatro de Banfield, Alsina 963.
Espectáculo a la gorra. Reservas por inbox a Ceta o por WhatsApp 153 404 1967.