El Tricolor metió uno de esos triunfos que tiene sabor a gloria. Dio vuelta el resultado ante Tigre, se impuso por 2-1 y tomó aire en la lucha por esquivar el descenso. Los goles fueron de Luciano Nieto y Nahuel Rodríguez. Sobre el final fue expulsado Santiago Echeverría.
Guillermo Sotelo va con la pierna arriba sobre Pérez Acuña. El lateral de Brown fue reemplazado en el complemento.

Brown de Adrogué consiguió un gran triunfo en Victoria sobre Tigre por 2-1, cortó una racha de cuatro fechas sin sumar de a tres y pasó a tres rivales en la tabla de la Zona B, situación que le da aire en la lucha por esquivar el único puesto de descenso.

En las bravas aparecen los guerreros. Y los de Pablo Vico batallaron más de 90 minutos frente a un Matador que venía de ganarle el clásico a Chacarita por goleada y llenó el estadio para festejar un nuevo triunfo. Pero se llevó una gran sorpresa. Con un segundo tiempo de lo mejor del equipo en la temporada el Tricolor enmudeció el José Dellagiovanna.

Leé también:  Adrián Vairo fue reelegido presidente de Brown

El penal de Burgos a Luna era el presagio de un tarde-noche ideal para Tigre. El Chino le pegó suave a la derecha de Ríos para abrir el marcador. El equipo de Pipo Gorosito tomó el control de la pelota y a Brown le costaba progresar en el campo de juego. Sin poder aumentar la diferencia, el local se expuso a alguna contra. Y Molina estuvo a punto de empatar el partido entrando por izquierda, pero Marinelli le ahogó la posibilidad de gol.

Iván Silva en el cuerpo a cuerpo con Walter Montillo. Buen partido del volante Tricolor.

Brown salió con una actitud bien distinta al complemento. Y lo igualó rápido, a los siete minutos. Gran escalada de Coronel, centro que no pudo despejar bien Moiraghi y Nieto le dio con un fierro para romperle el arco a Marinelli. Tigre sintió el impacto y Pipo movió rápido el banco. Pero mejores respuestas tuvo Vico con Stegman y Nahuel Rodríguez.

Leé también:  Brown busca terminar de la mejor manera

Ahora el control del partido y las situaciones cambiaron de bando. Silva de afuera exigió al arquero, Stegman probó y tras un desvío la pelota salió cerca. Y de una salvada clave de Ríos con las piernas frente a Díaz salió la respuesta de Nieto, remate al medio y Rodríguez corrigió arrojándose hacia adelante y libre de marcas. Y estaba bien que ganara Brown, que pudo aumentar pero Nieto lo perdió increíblemente debajo del arco.

Sin embargo hubo una cuota de sufrimiento. La insólita expulsión de Echeverría y los seis minutos adicionales donde Ríos le bajó la persiana a todos los intentos de Tigre. El Tricolor volvió a festejar, cambió la mano, pasó a Almagro, Santamarina y Chacarita. Triunfazo.