Adrián Lugo era buscado por la Justicia desde el 21 de julio pasado. Falleció al chocar contra un colectivo mientras iba a toda velocidad en una moto robada.
El prófugo quiso esquivar un colectivo de la línea 238 y chocó de frente. 

Habían pasado unos minutos de este jueves a la medianoche cuando una moto que iba a toda velocidad intentó esquivar el interno 1 de la Línea 238 en Lanús. No pudo. El colectivo lo embistió de frente y el conductor salió despedido por el aire: murió en el acto.

En medio de la conmoción, más tarde se conocería que la víctima era nada más y nada menos que Martín Adrián Lugo (24), el único prófugo por el crimen del pizzero de Banfield Adrián Albanese. El joven era buscado por la Policía y el Ministerio de Seguridad había dispuesto una recompensa de hasta $500 mil para dar con su paradero.

El hecho ocurrió en el cruce de las calles Zuloaga y Urquiza. El joven iba sin casco y en una moto Duke 390 naranja que había sido robada el 27 de octubre en Lomas de Zamora.  Según constataron los investigadores, el fallecido tenía un alto nivel de alcohol en sangre.

Leé también:  Bajaron a casi la mitad los siniestros viales durante la cuarentena en Lanús

Lugo tenía un pedido de captura por los delitos de “robo agravado por el uso de arma de fuego” y “homicidio agravado criminis causa” por el crimen del pizzero que fue asesinado en su local de Alsina y Peña en Banfield la madrugada del 21 de julio durante un asalto.

Esa noche, Lugo entró con otros dos cómplices cuando la pizzería estaba a punto de cerrar. En el lugar había unas diez personas, entre clientes y empleados.

Después de vaciar la caja registradora, cuando estaban por irse, uno de los delincuentes se dio vuelta y le disparó a Albanese en la cara. El pizzero murió al instante.

Verónica, la mujer de Adrián Albanese, dijo que la vida sin su marido "es muy difícil".

Verónica, la esposa de Adrián Albanese, al conocer la noticia de la muerte de Lugo aseguró que quería “una condena justa” para el delincuente y el resto de los detenidos.

Leé también:  Escalada: así detuvieron a un hombre que golpeó a su pareja

“Ayer a la mañana me llamó el comisario y me avisó de esto, esperábamos que pudieran agarrarlo y que pueda cumplir su condena", comentó Verónica.

La mujer comentó que leyó “en las redes sociales que mucha gente decía 'qué bueno que (el prófugo) murió en su ley'”, pero insistió con que su familia “quería una condena justa”

"Nosotros no tenemos odio, se trata simplemente que nosotros somos personas de bien, con valores y principios. No le desearía a nadie la muerte. Es tan simple como eso, que cada uno cumpla la condena que es lo que corresponde por lo que hicieron", agregó

Verónica resaltó que su marido “no vuelve más” y que la vida sin su compañero “es muy difícil porque era el sostén de la familia”.

Finalmente, la mujer agradeció “a la intendencia y al Ministerio de Justicia” por la contención, pero pidió que la “ayuden con un trabajo digno para darle calidad de vida” a su hijo de 9 meses y “poder seguir adelante”.