El 7 de diciembre de 1974, el Gasolero inició su camino en la máxima categoría del fútbol argentino. Luego volvería a la élite dos veces más.
La primera estadía del Gasolero en la máxima categoría del fútbol argentino.
La primera estadía del Gasolero en la máxima categoría del fútbol argentino.

Temperley acumuló varios logros deportivos a lo largo de sus 106 años de vida y por eso hay fechas puntuales que jamás serán olvidadas. Una de ellas, sin dudas, fue el 7 de diciembre de 1974. Y es que ese día, en Junín, ascendió por primera vez a Primera

División y a partir de ahí empezó a escribir su recorrido en la máxima categoría del fútbol argentino.

El Diario La Unión fue testigo de aquella hazaña y en su edición del 8 de diciembre la reflejó como se merecía, dándole una doble página en la sección deportes al empate 1-1 ante Unión de Santa Fe en el estadio Eva Perón y con un título, en letra mayúscula, que hablaba por sí solo: “Temperley campeón”. Claro y contundente.

“Asciende a Primera División con hidalguía de triunfador”, agrega más abajo la cobertura sobre el primer ascenso del Gasolero, al que denominaban el “decano de la Primera B” -según reflejan las primeras líneas de la nota- porque era el único equipo que no tenía ascensos ni descensos. Y en la bajada se refleja eso, con la clara tendencia a ponderar la hazaña. “Epílogo consagratorio que transformó en realidad la añeja esperanza de una entidad que cobra proyección geométrica”, destaca el matutino.

En el cuadrangular final, Temperley había vencido por 3 a 1 a Estudiantes de La Plata y había empatado con Lanús y por eso debía empatar en Junín para lograr su primer ascenso al fútbol grande.

A Unión le llevaba un punto de ventaja (en esos tiempos el ganador se llevaba sólo dos)  y con el empate le alcanzaba. Sin embargo, la historia no arrancó bien. El conjunto santafecino se puso en ventaja sobre el cierre de la etapa inicial por intermedio de Garello y la sequía del Celeste parecía no tener fin. Pero sí lo tuvo. A los 8 minutos del complemento, Di Bastiano puso el 1-1 y todo cambió, ni el penal que falló Corbalán (a los 37) modificó la historia. Temperley gritó campeón.

Y todo eso reflejó Diario La Unión en su edición del 8 de diciembre de 1974, con un desglose (año por año) de los 35 años en el fútbol profesional y la palabra de varios

de los protagonistas, entre ellos el técnico Iturrieta, el presidente del club de aquel entonces, José Colón Fernández, y los futbolistas Escos, Panizo, Corbalán y Magalhaes. Así La Unión acompañó al Gasolero en un hecho que marcó a fuego su historia.

OTRAS DOS ALEGRÍAS. Además de aquel primer ascenso, Temperley regresaría a la élite del fútbol argentino en otras dos oportunidades. En 1983, en una final apasionante, Temperley derrotóa Atlanta y ascendió a la primera división. Y en 2014, y luego de subir desde la B Metropolitana, el Gasolero volvió a Primera tras 27 años de espera.