Llega a las salas argentinas este policial basado en la novela homónima de Jonathan Lethem, con Bruce Willis, Leslie Mann, Willem Dafoe y Alec Baldwin.

Con Edward Norton en su multifacética condición de productor, guionista, director y actor protagónico se estrena en las salas argentinas “Motherless Brooklyn”, o “Huérfanos de Brooklyn”.

La película está basada en la novela homónima de Jonathan Lethem y se suman al elenco figuras de enorme calibre, como Bruce Willis, Leslie Mann, Willem Dafoe, Alec Baldwin, Fisher Stevens y Bobby Cannavale, entre otros.

 Norton es el productor, GUIONISTA, DIRECTOR Y ACTOR PROTAGÓNICO.
Norton es el productor, GUIONISTA, DIRECTOR Y ACTOR PROTAGÓNICO.

En las escenas, Lionel Essrog (Edward Norton), un solitario detective privado que padece el síndrome de Tourette (tics motores o vocales que inician antes de los 18 años), se aventura a resolver el asesinato de su mentor y único amigo, Frank Minna (Bruce Willis).

Lionel sólo dispone de unas escasas pistas y de la fuerza de su mente obsesiva para desentrañar secretos celosamente guardados que mantienen el destino de la ciudad de Nueva York al borde del abismo.

un solitario detective PRIVADO que padece el Síndrome de Tourette, se aventura a resolver el asesinato de su mentor y único amigO.

El misterio lo lleva a los clubes de jazz empapados en ginebra de Harlem, a los barrios marginales de Brooklyn y, por último, a los salones dorados donde se juega el poder de Nueva York.

Leé también:  LA POSESIÓN DE MARY

De esta forma, Lionel deberá enfrentarse a robustos matones, a la corrupción y al hombre más peligroso de la ciudad para honrar a su amigo y salvar a la mujer que podría ser su propia salvación.

Norton, quien escribió, dirigió, produjo y protagoniza la película, cambió la época de la novela de la década de 1990 a la de 1950.

Esta licencia fue para darle un giro contemporáneo a un viejo género, como lo es la novela negra, llevándolo a su época dorada con sus detectives enfundados en gabardinas, los grandes automóviles y las misteriosas persianas, entre otros íconos del género.

Para esta aventura, buscó comprar los derechos del libro hace casi 20 años, éste es un viejo “proyecto por amor” que finalmente se vio concretado, y está claro que quería ampliar las ambiciones de la historia. Norton buscaba una “Chinatown” para Nueva York.

Leé también:  LA OTRA MAGIA

Volver a dirigir. Con casi 40 películas como actor en su frondosa filmografía, donde se metió en los personajes más disímiles, a sus 50 años Edward Norton se pone por segunda vez detrás de la lente.

Su ópera prima como director fue hace casi dos décadas con “Keeping the Faith”, conocida como “Divinas tentaciones”, que llegó a las salas en 2000, protagonizado por él mismo junto a Ben Stiller y Jenna Elfman.

Entre otras aventuras, fue el productor de una decena de films y hasta realizó varias apariciones televisivas, incluso hasta prestó su voz en un capítulo de “Los Simpsons”.