Rubén Otero es de Temperley y lleva una larga trayectoria como folklorista.

3a

Desde hace más de 25 años, Rubén Otero lleva una carrera haciendo folklore y música latinoamericana, que le permitió recorrer escenarios emblemáticos como Cosquín y peñas de todo el país.

“Siempre me gustó la guitarra, así que decidí empezar a estudiar y, de a poco, tuve la oportunidad de tocar y grabar discos”, cuenta Rubén, quien trabaja hace muchos años como docente de música.