Son días tristes para los lomenses: el pasado martes 26 cerró Las Carabelas, la histórica pizzería de Boedo y Acevedo.

Quienes hoy pasen por la puerta del local se encontrarán con las puertas cerradas y las ventanas con pintura. Los vecinos, acostumbrados durante décadas a ver clientes disfrutando de la famosa pizza al molde, no salen de su asombro: cuesta ver así a un emblema del barrio.

Según le explicaron algunos empleados al Diario La Unión, en los últimos años las ventas venían cayendo, hubo algunos inconvenientes con la sociedad comercial y el negocio se volvió insostenible. Por suerte, los trabajadores serán reubicados en otras pizzerías de la cadena La Continental.

Con más de 50 años en el centro de Lomas, Las Carabelas estaba ubicada en la esquina donde años antes había funcionado “La Fonda de los Vascos”. Aquella mítica pulpería había sido construida a fines del 1800 como un lugar de reunión y comida para los lecheros que habían emigrado de esa región del norte de España. Allí se juntaban tanto desconocidos como vecinos ilustres: políticos, profesionales y periodistas locales pasaron mañanas, tardes y noches en la pulpería y vivieron anécdotas que trascendieron su época.

Leé también:  Cuando Einstein fue un vecino más

Cambiaron los tiempos y a mediados del siglo pasado llegó Las Carabelas, que no tardó en convertirse en un verdadero templo de la gastronomía local: debe haber pocos vecinos que nunca hayan probado la muzza al molde de Las Carabelas.

Hoy recuerdo con nostalgia que una de las salidas obligadas durante mi adolescencia: tras la hora de clases en mi querido colegio ENAM de Banfield, era ir a comer ahí. Todas las semanas, al menos una vez, con mis amigos nos sacábamos el guardapolvo y arrancábamos a caminar hasta la mítica esquina de Acevedo y Boedo para deleitar nuestros paladares.

En esa época, claro, todavía estaba muy lejos de existir el polo de bares y restaurantes que hoy es Las Lomitas. Quizás ahí, en el nacimiento de una nueva zona comercial, con la explosión de las cervecerías y los locales de comidas rápidas, hay que buscar otra de las razones del cierre de Las Carabelas.