Las formaciones circulan con demora. Quienes tengan que llegar a Banfield deben bajarse en Remedios de Escalada o Lomas.

Otra vez, una amenaza de bomba complicó a miles de usuarios de la Línea Roca poco antes de las 17, cuando arranca el horario pico de regreso  a los hogares.

Esta vez, la amenaza fue en la estación de Banfield, pero el servicio no se paraliza, sino que circula con demora y no para en la estación de Banfield, por lo que los pasajeros banfileños deben bajarse en Lomas o Remedios de Escalada, si es que el ramal en el que viajan tiene parada en esta estación.

Leé también:  El tren entre Glew y Korn funciona con un servicio limitado los fines de semana

El mayor antecedente de amenaza de bomba fue en abril, cuando hubo siete denuncias, que paralizaron durante horas cuatro ramales, lo que afectó a 100 mil pasajeros.