A la espera de la resolución del Gobierno, Miguel Acevedo aseguró que para algunas compañías será "difícil" afrontar con el pago extra para sus trabajadores porque hoy "están viendo cómo subsistir" y "mantener los empleos".
Las empresas se juntan hoy con el gobierno y los gremios para definir la modalidad de pago.

Si bien el Gobierno aún no publicó la letra chica del acuerdo alcanzado con los gremios y los empresarios para otorgarle un bono de $5.000 a los trabajadores del sector privado, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, aseguró que las compañías que “no puedan pagar, no van a pagar” el plus salarial aunque sea obligatorio.

“Conozco muchas empresas que hoy están suspendiendo personal o están tratando de hacer acuerdos diferentes. Hay mucha negociación, pero lo que se trata es mantener los empleos, hay muchas empresas y pymes para las cuales va a ser difícil (pagar el bono)”, señaló esta mañana durante una entrevista concedida a Radio Mitre.

Este martes, los equipos técnicos del ministerio de Producción, los gremios y las cámaras se volverán a reunir para definir cómo y cuándo se pagará el extra. Se convino que el bono será a cuenta de las futuras paritarias y será no remunerativo. Pero aún no se sabe si se pagará en cuotas y si finalmente será obligatorio o incluirá algunas excepciones.

Acevedo explicó que el “la idea es que las empresas que puedan abonarlo, lo empiecen a hacer y las otras discutan con los distintos sectores para ver cómo se van a pagar”. La Confederación de la Mediana Empresa, aspira a que se pueda abonar en 5 cuotas.

Para justificar la postura de algunas de las cámaras, sobre todo de los sectores pyme, Acevedo señaló que “hoy mucha industria está al 50% de su capacidad, y en un mercado que ha caído mucho el consumo, es una ecuación fatal”.

Y agregó: “Todos piensan que no es que esto sea suficiente, pero es la manera aunque hay muchas empresas y pymes para las cuales va a ser difícil”.