Una fuerte tormenta con ráfagas de viento de hasta 150 kilómetros por hora golpeó a gran parte del Conurbano y la Ciudad de Buenos Aires. Hubo voladuras de techos, calles anegadas y cortes en el suministro de energía.
Varios árboles cayeron en distintas ciudades del área metropolitana.

El fuerte temporal que durante esta madrugada azotó a gran parte del Conurbano y la Ciudad de Buenos Aires dejó como saldo decenas de árboles y postes caídos, voladuras de techos, calles anegadas y más de 110 mil usuarios sin suministro de energía eléctrica.

Entre las 2 y las 4 de la mañana, en el área metropolitana se registraron fuertes ráfagas de viento y precipitaciones que en algunas localidades  alcanzaron entre los 15 y 30 milímetros de agua, según datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Leé también:  El temporal destrozó la casa de la familia de Ricardo Centurión

En la Capital, en el barrio de Villa Crespo, alrededor de las 3:30 de la madrugada, un árbol aplastó a un automóvil que estaba estacionado, que quedó prácticamente destruido. Una situación similar ocurrió a poca distancia del lugar, en la zona de Chacarita.

En Avellaneda, en el cruce de Alsina y Bochini, una gran antena se desplomó y cayó sobre el frente de una vivienda pegada al estadio de Independiente. Los vientos en algunas zonas del Gran Buenos Aires alcanzaron los 150 kilómetros por hora, según registros oficiales.

La antena caída a metros de la cancha de Independiente.

Producto de la caída de postes, problemas en algunas cámaras y líneas de media tensión, 40.960 usuarios de Edesur y 72.998 de Edenor no tenían luz, según el reporte de las 11 de la mañana del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE).

Leé también:  Lomas fue castigada por el peor temporal que sufrió en su historia

Las zonas más afectadas son Avellaneda, Remedios de Escalada, Lomas de Zamora, Alejandro Korn, José C. Paz, Virrey del Pino y San Miguel.

Luego del temporal el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) cesó el alerta y prevé que este domingo haya cielo nublado con probabilidad de algunas tormentas, aunque el tiempo irá mejorando con temperaturas que irán de los 18 a los 30 grados.