La institución de Llavallol, que cuenta con un centro de salud y un espacio protegido de producción donde se elaboran productos frescos, ya está tomando pedidos para volver a la actividad. Estuvieron dos meses con sus puertas cerradas por la cuarentena.
en el taller trabajaban alrededor de 60 personas.
en el taller trabajaban alrededor de 60 personas.

Tras dos meses de mantener sus puertas cerradas, producto de la cuarentena obligatoria para evitar el contagio de Coronavirus, el Taller de Panificación Talita Kum reabrió hace una semana y los vecinos que quieran colaborar con la institución de Llavallol que además cuenta con un centro de salud para chicos con problemas motrices, ya pueden hacer sus pedidos.

La situación económica es complicada para la institución que está en Llavallol hace más de dos décadas y es por eso que decidieron comenzar a reactivar el taller protegido de producción donde operarios con discapacidad intelectual elaboran productos panificados de venta al público, pero en esta oportunidad con una menor cantidad de personas.

Leé también:  Repudio en las redes sociales por el levantamiento de un puesto de flores en Monte Grande

"Los operarios con discapacidad pertenecen al grupo que no puede trabajar y aunque ellos quieren volver a la actividad no es posible, entonces comenzamos a reactivar con la incorporación de la cocinera y la repostera", explicó el director del taller protegido, Enrique Muntaabski.

Siempre, la institución ha realizado diferentes jornadas para dar a conocer lo que hacen y además para continuar juntando fondos que permitan que el espacio sin fines de lucro siga creciendo, pero el comienzo de la pandemia dificultó la situación en varios aspectos.

"Los pacientes del centro de salud, que son alrededor de 160 en total, si bien continúan con sus terapias virtuales, es muy difícil porque no todos cuentan con los recursos y además dependen mucho de sus familiares para que se lleven a cabo y lamentablemente esta situación no se visibiliza", señaló Muntaabski.

Leé también:  Cuándo y cómo deben realizarse las mudanzas en Lomas

Para reactivar la entrada de fondos que necesita la institución para seguir adelante, pagar los suledos de sus profesionales y mantener el lugar, también reabrieron el kiosko que funciona en el Parque Municipal Eva Perón, que si bien está cerrado al público hay personal de Salud y seguridad que trabaja en el lugar.

Los que quieran colaborar con Talita Kum pueden hacer pedidos de prepizzas simples o con tomate, muzarella, cebolla o jamón, durante toda la semana enviando un mensaje de WhatsApp al 1573663019.

Las entregas se realizan los viernes por delivery en el área de Llavallol, Turdera y Temperley. Los que quieran retirar en el taller ubicado en Moldes 486 pueden hacerlo de 10 a 12.

Para más información sobre el espacio entrar en Facebook/Talita Kum o en Instagram: @tallerprotegido.talitakum.