Sin opciones virtuales y ante la imposiblidad de muchos socios de movilizarse, el club implementó el sistema casa por casa: dirigentes y coordinadores se encargan de los cobros.
El Club tiene más de mil socios y permanece a puertas cerradas.
El club tiene más de mil socios y permanece a puertas cerradas.

En medio de la cuarentena, ninguna idea es mala si se trata de subsistir. En El Porvenir empezaban a sufrir por los atrasos en el pago de las cuotas y decidieron implementar el cobro a domicilio a través de sus propios dirigentes y coordinadores.

Durante marzo y abril, el número de morosos en el club había empezado a crecer y la economía del club se veía resentida por ello. Ante otro mes que se preveía negativo, la Comisión Directiva decidió poner manos a la obra y encargarse en persona de resolver el problema.

“Después de los primeros 15 días de cuarentena, nos encontramos con que se seguía extendiendo y no teníamos acceso a las cuotas. El club no cuenta con débito porque la mayoría de las cobranzas se hacían a la vieja usanza, en la cancha el día del partido o cada actividad en los momentos que iban a entrenar. Y a eso se suma que muchos socios no tienen permiso para circular o son gente grande que es paciente de riesgo o no sabe usar las tecnologías”, explicó Paula Rodríguez, prosecretaria.

Leé también:  El Porvenir, más unidas que nunca

“Frente a esa dificultad, pensamos en hacer las veces de cobrador. Lo empezamos a difundir en redes sociales y fuimos armando un cronograma de cobros por zonas entre nosotros. Yo, por ejemplo, vivo en Avellaneda y me encargo de la gente que está por acá. Otro integrante de la CD vive en Lanús y hace esa zona o, por caso, el secretario del club reside en Banfield y cobra en los alrededores”, agregó. “Tratamos entre todos de reinventarnos porque ninguno estaba preparado para esto”, indicó.

La cuota social en El Porvenir es de $300 para los activos, $250 para cadetes y $200 para infantiles. Como parte de esta iniciativa, los coordinadores de cada actividad deportiva se encargan de pasar por las casas de los alumnos u organizar un día de pago al mes en un espacio común. “Si quizá la familia del chico no se puede acercar a ningún lado, vamos nosotros al domicilio y de esa manera también mantenemos el vínculo. Podemos saber cómo está esa familia, si precisan de algo y si los podemos ayudar”, explicaron. Como complemento a eso, también les llevan barbijos de El Porvenir que confeccionaron en las últimas semanas.

Leé también:  Desinfección y control de pacientes en El Porvenir

El club tiene alrededor de mil socios a los cuales buscará sostener mientras dure la pandemia. Para ello se dio de baja una norma del estatuto que les quitaba el rango a quienes adeudaran cuotas durante más de 90 días seguidos.

Además, El Porvenir es uno de los equipos del fútbol argentino que decidieron reducirles el sueldo a los jugadores mientras dure la pandemia: cobraron 30% menos. “Se les planteó la situación del club y ambas partes expresaron sus necesidades. Se abonaron todos los sueldos y de común acuerdo se logró hacer esta reducción, con un gesto que es muy valorable de parte del plantel”, agregó Rodríguez. Y señaló: “El cheque que nos acercó AFA a los clubes sirve, pero no cubre todo y va a ser difícil mes a mes sostener la estructura del club. Es una situación delicada para todos”.