En un acto encabezado por el intendente, Martín Insaurralde, los representantes de las instituciones barriales recibieron un cheque por $50 mil para que puedan afrontar gastos, comprar equipamiento, realizar obras o arreglos en sus instalaciones.
Martín destacó el trabajo que hacen los centros de jubilados en los barrios.

Por la crisis económica que atraviesa el país, los centros de jubilados no están pasando por un buen momento, y atento a esto, el Municipio de Lomas les otorgó subsidios para que puedan afrontar gastos, realizar obras de infraestructura, arreglos en sus instalaciones o cubrir algunas de sus principales necesidades.

Los subsidios, de $50 mil cada uno, fueron entregados a representantes de 88 instituciones barriales que trabajan con vecinos de la tercera edad, durante un acto en la sede del Instituto Municipal de Discapacitados y Adultos Mayores (Imdiam), que encabezó el intendente, Martín Insaurralde, junto a varios funcionarios de su Gabinete.

“Por tercer año consecutivo, atendiendo la realidad y los reclamos de los centros de jubilados, que son la segunda casa de muchos vecinos, optamos por apoyarlos y darles una mano en este contexto que les está tocando vivir”, señaló el Jefe comunal.

Leé también:  Martín: “La gente eligió esperanza, votó una nueva forma de gobernar”

Los más de $4.000.000 que se repartieron entre los referentes de cada institución servirán en algunos casos para reparar filtraciones, construir desagües, renovar conexiones eléctricas o de agua, comprar hornos, televisores o para pintar las instalaciones.

"Por tercer año consecutivo, atendiendo la realidad y los reclamos de los centros de jubilados, que son la segunda casa de muchos vecinos, optamos por apoyarlos y darles una mano en este contexto que les está tocando vivir", dijo insaurralde.

Desde la Dirección de Adultos Mayores local explicaron que “hay entidades que, como funcionan en un edificio antiguo, utilizan el subsidio para contratar un matriculado y hacer nueva toda la conexión de gas o comprar estufas ahora que se viene el frío”. Así lo precisó el nuevo titular del área, Nicolás Luciano, que asumió en reemplazo a Leandro Pavón.

“Esta ayuda económica es clave para ellos, porque muchas veces no tienen los recursos para afrontar gastos, y nosotros, en base al trabajo que hacemos en el Imdiam, con las actividades, las visitas periódicas que realizamos a cada espacio o el contacto directo que tenemos, sabemos cuáles son sus inquietudes y lo que precisan”, agregó.

Leé también:  Pavimentan 40 cuadras de las calles que dividen Lomas de Zamora y Almirante Brown
Los referentes de las instituciones se mostraron muy contentos.

Nelly y las representantes del Centro de Jubilados Sueño de Amigos, de Banfield, se mostraron contentas por la ayuda recibida y resaltaron que “es importante” que el Estado “no se olvide de los jubilados”. Mirta Ferreyra, del Centro de Jubilados 20 de Septiembre, se manifestó en el mismo sentido, y agregó: “Con esto vamos por más, a seguir creciendo”.

No es la única ayuda que otorga el Municipio a los jubilados. Cuando el PAMI no desembolsa la plata para realizar talleres o actividades en los centros, o no les entrega sillas de ruedas, bastones o trípodes, el Ejecutivo local hace un esfuerzo y lo cubre para que los vecinos tengan lo que necesitan.

“Hay mucha necesidad. Hoy lo que es PAMI está funcionando muy mal y lo que no entrega lo está cubriendo el Imdiam porque los adultos mayores están pasando una situación muy difícil y no los podemos dejar solos”, afirmó  Nicolás Luciano.