La propuesta impulsada por los diputados del bloque PJ-Unidad Ciudadana pretenden que hasta que se dicte una nueva norma los aumentos a los jubilados se calculen con la fórmula anterior.

Filmus es uno de los 14 firmantes del proyecto presentado en Diputados.

El kirchnerismo presentó un proyecto en la Cámara de Diputados para derogar la ley de reforma previsional que se sancionó en diciembre pasado y modificó el cálculo de movilidad con el que se calculan las jubilaciones.

La iniciativa de la legisladora Luana Volnovich, de La Cámpora, contempla que, hasta tanto se dicte una nueva ley, los aumentos a los jubilados se calculen con la fórmula anterior aplicada hasta fines de 2017.

Leé también:  Este año prácticamente no hubo actividad parlamentaria en el Congreso

El texto es acompañado por 14 firmas en total, entre ellos, de los diputados Daniel Filmus, Leopoldo Moreau, Axel Kicillof, Agustín Rossi y Fernanda Vallejos y Vanesa Siley.

A partir del cambio en el cálculo de la actualización de las jubilaciones, pensiones y las asignaciones sociales, aplicado mediante la reforma previsional, los beneficiarios perdieron entre 8 puntos y 9 puntos en sus haberes en marzo último.

A raíz de esta situación, esta semana, la Sala III de la Cámara Federal de la Seguridad Social declaró la inconstitucionalidad del artículo 2 de la norma, y le ordenó al Gobierno restituir un 9% sobre los haberes de jubilados y pensionados.

El fallo representó un duro golpe a la Casa Rosada en medio de su plan de ajuste en las cuentas del Estado, a partir de las negociaciones y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Leé también:  Cambiemos advirtió que no le hará el trabajo fácil a Alberto Fernández en el Congreso

Si bien los detalles del acuerdo se darán a conocer en los próximos días, se estima que el FMI propondrá avanzar en cambios en el sistema previsional, que contemplen, por ejemplo, aumentar la edad jubilatoria para hombres y mujeres.

Los legisladores del kirchnerismo con el proyecto que presentaron buscan adelantarse a esa discusión y condicionar el ajuste en este ámbito. “No podemos permitir que los adultos mayores sean la moneda de cambio y la cara del ajuste brutal que quiere impulsar el Gobierno”, adelantaron.