La empresa de neumáticos aduce que atraviesa una "situación delicada" por la caída en la demanda y el aumento en los costos; los trabajadores diseñan un plan de lucha.
Fate tiene su planta en la localidad de San Fernando.

El Ministerio de Producción y Trabajo avaló la apertura del proceso preventivo de crisis que la empresa de neumáticos Fate había solicitado a inicios de febrero. Por esta situación, según denunciaron los empleados, peligran al menos 430 puestos laborales.

Según informaron desde la cartera que comanda Dante Sica, a partir de ahora se abre un período de negociación de 10 días hábiles y el miércoles habrá una nueva audiencia entre la empresa y el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino.

El mes pasado el empresario Javier Madanes Quintanilla, dueño de Fate, había dicho que la compañía atravesaba una " situación delicada" por “problemas de productividad internos”, unos “sobrecostos tremendamente elevados, la implementación de retenciones a las exportaciones y la reducción de los reintegros del Estado.

Leé también:  Desde hace cinco meses la Línea 165 no presta servicio: ¿Qué pasará?

La empresa cuenta actualmente con unos 1.650 empleados bajo convenio. Su planta industrial está ubicada en la localidad de San Fernando y tiene una capacidad productiva de más de 5 millones de neumáticos por año. Provee a las principales compañías automotrices del país como Peugeot, Renault, Volkswagen, Ford y Mercedes Benz, entre otros.

La compañía es parte del Grupo Madanes, un holding de empresas que incluye a la productora de aluminio Aluar y a Hidroeléctrica Futaleufú.

Ante esta situación, la conducción del SUTNA San Fernando convocó a una asamblea en la fábrica para diseñar un plan de lucha que permita evitar los despidos.

Desde el sindicato denunciaron que hubo “complicidad” entre el Ministerio de Producción y Trabajo y Fate para avanzar en el “ajuste” que pide la firma y sostuvieron que a la empresa se le permitió incluir "un balance inconcluso" para avalar su mal momento económico.

Leé también:  Otra autopartista cerró: más despidos

Maximiliano Bronzuoli, secretario gremial del SUTNA, sentenció que se trata de "un procedimiento fraudulento, que le da a la empresa todas las herramientas para ajustar". Y agregó: “Vamos a ponernos firmes y vamos a estar en la pelea para evitar los despidos. Pero el gobierno le abre una puerta muy grande para que haya una reducción de personal”.

El próximo miércoles, cuando se realice la audiencia en Ministerio de Trabajo, los operarios acompañados por distintos gremios se movilizarán para protestar contra los despidos.