El servicio de Neonatología sumó un respirador de alta frecuencia para los tratamientos de insuficiencia respiratoria aguda.

Ya instalaron un respirador de alta frecuencia.El servicio de Neonatología del Hospital Gandulfo adquirió un nuevo respirador de alta frecuencia para los tratamientos de insuficiencia respiratoria aguda.

Esta nueva tecnología permite brindar un soporte vital a los recién nacidos con prematuréz extrema.

La prematuridad es un factor de alto riesgo de deficiencia y discapacidad, con sus repercusiones familiares y sociales.

El respirador de alta frecuencia difiere en su mecanismo de la ventilación mecánica convencional, por ello es importante conocer sus características técnicas y operacionales antes de su uso clínico, explicó la doctora Ana Mandarano, del área de Neonatología del Gandulfo.

Leé también:  Lomas: lanzan la campaña para disminuir el consumo de sal

“Todos los profesionales del equipo de salud (médicos y enfermeras) están realizando una capacitación en el servicio dictado por los mismos técnicos de la empresa proveedora”, apuntó la profesional.

Esta adquisición provista por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires permite buscar nuevos enfoques y tratamientos de los prematuros para una mejor calidad de vida de los pacientes y sus familias.

Según la doctora Mandarano, el nuevo respirador de alta frecuencia permite tratar cierto tipo de patología que antes se derivaba a otros centros asistenciales, afirmó.

El servicio de neonatología posee 24 servocunas, de las cuales 12 corresponden a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. El promedio total de partos por año es de 2500 y un 30% son prematuros. Según un estudio realizado y presentado en las últimas jornadas científicas 2018 del Gandulfo, el porcentaje de  prematurez extrema alcanza el 16%.