La categoría 2012 que disputa el torneo Adiab se consagró campeona a cuatro fechas del final. Unas semanas atrás también habían celebrado la 2007 y 2013.
Los pibes de Banfield son campeones a cuatro fechas del final del torneo.
Los pibes de Banfield son campeones a cuatro fechas del final del torneo.

Banfield se ha consolidado con los años en un club formador de futbolistas. Sobran los casos de jugadores surgidos de las Divisiones Inferiores del Taladro que han llegado al primer nivel mundial, jugando en los mejores equipos de Europa.

Esa realidad está directamente relacionada con el trabajo desde las bases y los resultados están a la vista. La categoría 2012 de la Tira Banfield que disputa el Torneo ADIAB de Zona Sur se consagró campeona con cuatro fechas de anticipación y sin haber perdido un solo encuentro.

El equipo que conducen Agustín de Oliveira y Alexis Pardi lleva 27 encuentros sin derrotas con 25 victorias y apenas dos empates. Esta semana, luego de enfrentar a Almafuerte en el Campo de Deportes, alcanzó el éxito con el torneo aún jugándose. Los chicos de la categoría campeona son Benjamín Santillán, Fernando Pereira, Thomas Espínola, Lionel Frank, Tahiel Chávez, Bastian Maguna, Ian González, Bautista Colzera y Bautista Escobar.

Leé también:  Con Osvaldo presente, Banfield dio inicio a una nueva era

Desde ya, no es casualidad. Unas semanas atrás, las categorías 2007 y 2013 de la Tira Verde de Banfield también gritaron campeón y celebraron en el Microestadio.

Sebastián Dodi, uno de los coordinadores de fútbol infantil del Taladro, se refirió a este nuevo logro y analizó el proyecto que lleva adelante el club. “Nosotros nos dedicamos a formar jugadores. Creemos que Banfield es una fábrica de jugadores y tenemos una estructura muy grande en la escuela de fútbol. En estas categorías, la idea principal es formar nenes que puedan jugar en el Fútbol Infantil de AFA o de Liga Metropolitana”, expresó.

Este es el primer roce con una carrera de futbolista profesional: luego vienen los pasos a canchas de once, el entrenamiento con las juveniles, las Divisiones Inferiores, la Reserva y, finalmente, la Primera División. Este camino, por caso, es el que hizo Agustín Urzi, actual volante del equipo de Primera, quien se formó en el club desde su infancia.

Leé también:  Sanguinetti: "Pretendo darle mi impronta al equipo"

“Los profes trabajan muy bien para que los chicos crezcan conociendo todos los conceptos posibles. Que salgan campeones es consecuencia del trabajo, de que los profes están capacitados, son profesionales y es el fruto del buen trabajo que se viene haciendo”, amplió Dodi.

En Banfield hay una estructura de unos 700 chicos (de las más grandes de la Zona Sur) que llegan desde distintos lugares o son captados por profesionales del club. Luego se los forma, se los desarrolla y se busca proyectarlos en una carrera deportiva.

“La calidad de los chicos es muy buena. En este caso jugaron un torneo que tiene nivel y tuvieron actuaciones superlativas. Además se formó un grupo increíble, que juega muy bien y que son amigos. Eso más el perfeccionamiento de los profes tiene estas consecuencias”, agregó.