El organismo autorizó un nuevo giro de divisas para el país, luego de analizar en detalle los números de la economía. No obstante dejó dos francas advertencias: la lucha contra la inflación será larga y el Gobierno deberá implementar un recorte del gasto mayor.
Roberto Cardarelli encabeza la misión del FMI en Argentina.

Luego de analizar en detalle los números de la economía, el Fondo Monetario Internacional autorizó el desembolso de U$S10.870 millones para el país, pero advirtió que el Gobierno deberá avanzar en un ajuste más profundo del gasto público para alcanzar la meta de “déficit cero” prevista para este año.

En un comunicado firmado por Roberto Cardarelli, jefe de la misión en Argentina, el FMI respaldó las últimas medidas anunciadas por el Ministerio de Hacienda y el Banco Central, aunque consideró que en estos meses “la actividad económica ha sido débil” y que “romper con la inercia inflacionaria será un proceso largo que requerirá persistencia y coherencia”.

Leé también:  Los alimentos vienen con un aumento del 10% en los supermercados

El desembolso del organismo representa un enorme respaldo para el Gobierno en medio de la campaña electoral, en meses donde la incertidumbre sobre lo que pueda suceder en octubre podría ocasionar bruscos saltos en el dólar y empujar un nuevo espiral inflacionario.

A partir de la reunión que mantuvo Nicolás Dujovne con la titular del Fondo, Christine Lagarde, el FMI le permitirá al BCRA subastar desde abril U$S60 millones diarios “para satisfacer las necesidades de gasto fiscal del Gobierno federal por U$SD 9.600 millones” para calmar al mercado cambiario.

Ante el impacto de la crisis en los sectores más vulnerables, el organismo aprobó también un incremento del U$S20 mil millones en el presupuesto de ayuda social que no estaban incluídos en la hoja de ruta original. La cifra ahora se eleva a los U$S57 mil millones.

Leé también:  Los alimentos de la canasta básica subieron hasta un 164% en el último año

“Apoyamos los esfuerzos de las autoridades para mitigar el efecto social de las políticas de estabilización”, apuntó el organismo utilizando un eufemismo para evitar hablar del aumento de la desocupación, la pobreza y el hambre en todo el país