Aunque queda conocer el informe elaborado por los técnicos del FMI que visitaron Buenos Aires, Argentina recibió un guiño clave: el organismo internacional no pondrá reparos en habilitar unos US$5.400 millones para el segundo desembolso del año.

Éste fue el panorama que recibieron el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, de parte de Christine Lagarde en Japón. Todo indica que hay luz verde para continuar con el stand by aunque hay críticas puntuales en torno a la lentitud en la disminución de los precios.

El desembolso se efectivizará una vez que se concrete la próxima reunión del board del organismo, programado para este viernes. El FMI ya había liberado el primer desembolso del año en abril, con un giro de US$10.800 millones. En total, el FMI habrá enviado ya al país desde junio del año pasado, unos US$44.600 millones y restarían US$12.700 millones para completas los US$57.300 millones del acuerdo stand by firmado en 2018.