El sacerdote Julio César Grassi, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual de menores, presentó un recurso de "hábeas corpus" ante la Cámara de Casación bonaerense para que se le conceda la libertad.

52cffd60e8af8_510x339

El cura, a través de su abogado defensor Rodrigo González, basó su pedido ante el tribunal en que "el fundamento del riesgo de fuga (por el que se dispuso su prisión preventiva) es un justificativo para disimular la ejecución de la condena que aún no está firme", según informaron esta mañana fuentes judiciales.

El 30 de diciembre último la Cámara Penal de Morón rechazó el recurso de apelación presentado por la defensa del sacerdote contra la resolución por la que se dictó la prisión preventiva.

Grassi fue detenido el 7 de octubre pasado por decisión del Tribunal Oral Criminal 1 de Morón, que lo había condenado en 2009 al encontrarlo responsable de "abuso sexual agravado por resultar sacerdote, encargado de la educación y de la guarda del menor víctima, reiterado, dos hechos, en concurso real entre sí, que a su vez concurren formalmente con corrupción de menores agravada".

Al momento de producirse los abusos sexuales, el cura estaba a cargo de la Fundación Felices los Niños.