Ante las críticas de distintos sectores de la oposición, la entidad tuvo que salir a reconocer los inconvenientes que hubo en la transmisión de telegramas, pero asegura que en las elecciones todo saldrá bien.
La empresa Smartmatic quedó en la mira de todos.

La primera prueba del escrutinio estuvo repleta de fallas: la mitad de los telegramas no se transmitió como estaba previsto, en forma electrónica, desde cada escuela, y el sistema “colapsó” durante una hora y 15 minutos. Eso provocó una avalancha de críticas, pero desde el Correo Argentino aseguran que van a solucionar los problemas.

Después de diez días de un estricto silencio, la entidad salió a reconocer la situación y resaltó que desde entonces trabaja para actualizar todos los dispositivos y que los lugares habilitados en las escuelas sean los adecuados para poder transmitir correctamente los telegramas en la próxima prueba, el sábado 20 de julio.

Leé también:  Alberto Fernández lanzó su primer spot de campaña

Ésta va a ser la primera vez que se transmitan en forma electrónica los telegramas desde la mayor parte de las escuelas para el escrutinio provisorio.

El director de Servicios Electorales del Correo, Adrián González, aseguró que muchos de los problemas detectados en el simulacro se fueron solucionando sobre la marcha, y que en la próxima prueba, que será auditada por los partidos políticos, se solucionará todo.

El Frente de Todos presentó un escrito el viernes pasado ante la Cámara Nacional Electoral, en el que solicitaron “su intervención”, ante la “modificación del procedimiento de transmisión de resultados

En la Cámara por estos días se preguntan si no fue apresurado ponerlo en práctica, ante el escándalo que se armó.