Cuentan con su espacio propio, pensado para su cuidado y apoyado por el Municipio de Lomas en el Dispensario de Temperley.
en el lugar se hace un seguimiento de cada paciente y de sus necesidades.
en el lugar se hace un seguimiento de cada paciente y de sus necesidades.

Decenas de personas trans excluidas socialmente del sistema de salud ya cuentan en Lomas con un espacio propio, pensado para su cuidado y apoyado por el Municipio.

 

En el Dispensario de Temperley se abrió el primer consultorio trans de la ciudad donde ya se llevan atendidas más de 120 personas con las cuales se inició un camino de seguimiento de su salud, al tiempo que se le realizaron todos los estudios necesarios para tener un control íntegro y, a su vez, coordinar el acceso a hormonas en forma totalmente gratuita.

Leé también:  Más de 70 mil vecinos ya aprendieron las técnicas de RCP que salvan vidas

Eduardo Alul, coordinador del espacio, valoró la iniciativa que se lleva adelante a través de la Secretaría de Salud local, y los beneficios que trae. “Lamentablemente, las personas trans sufrían el sistema de salud. Muchos no recibían el mismo trato que otras o simplemente eran echados de los hospitales, generando así una falta de control en su salud y demorando la atención para situaciones críticas. Hoy el sistema cambió, hay contención, control y detección de enfermedades comunes de este segmento de la sociedad que en muchos casos está compuesto por trabajadores sexuales y eso está ayudando a modificar su calidad de vida”, explicó.

En este sentido, amplió: “La detección temprana de distintas enfermedades es fundamental para poder trabajar sobre ello. Una persona trans no está exenta de ser diabética, tener colesterol o cualquier enfermedad común a todos y por esta discriminación que sufrían no se hacía el seguimiento correspondiente. Hoy tienen un lugar pensado para ellos donde se los respeta y atiende correctamente”.

Leé también:  Profundizan la descentralización de la atención sanitaria con operativos

Las personas que son asumidas en otro cuerpo hacen todo lo que tienen a su alcance para lograr ese cambio: desde inyectarse productos nocivos hasta consumir antibióticos, lo que genera lesiones de piel, alergias graves y hasta enfermedades terminales.

Por ello se les realizan análisis completos y con todos los chequeos se les brinda la medicina o tratamiento hormonal más adecuado en forma totalmente gratuita.