La película de David Fincher y basada en la novela homónima de Chuck Palahniuk, con Edward Norton, Brad Pitt y Helena Bonham Carter, se transformó en un film de culto y en una referencia a la estética de fines de los ’90.
“El Club de la Pelea” examina la angustia de la “Generación X”.

Hace un par de décadas, “Fight Club”, conocida en nuestras Pampas como “El club de la  pelea” llegaba a las salas de buena parte del globo bajo la lente de David Fincher y basada en la novela homónima de Chuck Palahniuk.

Edward Norton, Brad Pitt, Helena Bonham Carter, Meat Loaf y Jared Leto encabezaron el reparto de esta película, que no fue un furor en las taquillas, que la crítica trató con tibieza y que a fuego lento se transformó en un film de culto, incluso para las generaciones venideras.

En el film, el narrador, cuyo nombre no se conoce durante la película, lleva una vida aburrida y monótona, que se vuelve aún más triste cuando se transforma en adicto a los grupos de terapia para tratar de superar su insomnio, provocado por un cáncer.

Leé también:  "Guasón" tendrá su secuela

En ese lugar se topa con Marla, una farsante a la que comienza a despreciar y con la que se enfrenta en más de una ocasión.

Viajando en avión conoce a Tyler Durden, un vendedor de jabón con una clara ideología: el perfeccionismo es para los débiles y la destrucción de uno mismo es lo que, verdaderamente, vale la pena en la vida.

A Jack le convence ese argumento y decide unirse a Tyler para pelear. Primero sus combates son en las afueras de un bar, pero a medida que se vuelven populares y congregan a más gente deciden formar un “Club de la Pelea”. En principio es secreto pero pronto se pondrá de moda, trayéndoles varios problemas.

FIN DE DÉCADA. Antes de que llegue a los cines, un desconocido escritor llamado Chuck Palahniuk publicó un provocativo libro llamado “Fight Club”, que tuvo en relativo éxito de ventas, pero que no acaparó la atención del mundillo editorial.

Vueltas del destino,  a Hollywood le interesó la historia y decidió contratar a David Fincher, otro de los directores icónicos de los ’90, salido del videoclip, que había logrado mostrar sus credenciales en “Seven”.

Leé también:  James Dean resucita para una nueva película

David Fincher fue uno de los cuatro directores considerados y finalmente fue contratado por su entusiasmo hacia el proyecto, dejando en claro que la decisión fue acertada al ver el producto terminado.

Luego de la complaciente década del ‘80, los ‘90 pusieron las cosas en su lugar con directores como  Quentin Tarantino, Danny Boyle, Joel e Ethan Coen, y también David Fincher, claro.

La estética de los ’90 era fuerte, directa y cruda, pero no por eso básica y carente de una búsqueda estética. Existía toda una manera de mostrar un mundo que estaba lejos de ser perfecto y que hizo clic con la camada tardía de la “Generación X”.

“El Club de la Pelea” examina la angustia de la “Generación X” como "los hijos del medio de la historia" y se encarga de cerrar esa década y también el milenio.