El incremento alcanza a los trenes y el subterráneo. Rige para los usuarios que viajen en Capital y el Conurbano.
Las subas rigen en Capital y el Conurbano.
Las subas rigen en Capital y el Conurbano.

El boleto mínimo de colectivos en el área metropolitana de Buenos Aires pasó a costar desde hoy $ 18, como parte de la actualización de las tarifas para el transporte público, que incluye a los trenes y el subterráneo.

En diciembre, el gobierno nacional decidió implementar un aumento gradual en las tarifas del transporte entre los meses de enero, febrero y marzo, con descuentos de la Red SUBE para quienes combinen más de un medio de transporte y para aquellos que con menos ingresos perciben la tarifa social.

De esta manera, el nuevo esquema para Capital y el Conurbano bonaerense quedó establecido de la siguiente forma: para el tramo más corto de hasta 3 kilómetros pasó a costar $ 18.

En diciembre, esta misma tarifa costaba $13, en enero subió a $15 y en febrero a $16,50.
En tanto, el tramo más largo -más de 27 kilómetros- pasó de $ 16,50 a $ 19, luego a 21 y ahora está en $23.

Los aumentos abarcan también a los trenes metropolitanos, que ingresan a la Ciudad desde distintos puntos del conurbano bonaerense. En el caso de las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín, el boleto mínimo subió de $8,75 a $10, luego a $ 11,25, y desde este viernes a $ 12,25. Por su parte, quienes recorran dos tramos abonarán $ 15,50; y quienes hagan viajes de tres tramos, $ 18,50.

En tanto, viajar en el Roca y el Belgrano Sur costará hoy $7,75. En diciembre salía $5,50; en enero pasó a valer $6,25; y en febrero, $7.

Por último, el subte subirá en abril y mayo tras la audiencia pública no vinculante en la que quedó oficializado que el próximo mes el boleto pasará a costar $19 y en mayo, $21. Actualmente la tarifa plana, sin descuentos (que se aplican a medida que se registran más viajes) tiene un costo de $16,50.

El cronograma de aumentos fue anunciado por el gobierno nacional a fin de año. Y al mismo tiempo se confirmó que cada municipio se haría cargo de solventar los subsidios para las líneas de colectivos municipales.

Los beneficios de Red Sube se acumulan con los de la Tarifa Social que ya implica 55% de descuento en el valor del boleto y alcanza a jubilados y pensionados, personal de trabajo doméstico, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, Asignación por embarazo, Progresar, Argentina Trabaja, Ellas Hacen, Monotributo Social, Pensiones No Contributivas y excombatientes de la Guerra de Malvinas.