Lo afirmó Alfonso Prat Gay quien además advirtió que “uno puede hacer anuncios, pero si no es creíble puede quedar a mitad de camino”.
"No hacía falta la encuesta de Durán Barba para darse cuenta de que la cosa no está funcionando", dijo Prat Gay.
«No hacía falta la encuesta de Durán Barba para darse cuenta de que la cosa no está funcionando», dijo Prat Gay.

En horas en que toma forma un acuerdo de precios para controlar la inflación en las góndolas, Alfonso Prat Gay dio su visión sobre la medida y la actualidad del país.

“El Gobierno va a un acuerdo de precios porque se dio cuenta que no alcanza con el programa del Fondo, que prometió que con ajuste fiscal y cero emisión la inflación bajaría rápidamente y no sucedió. Se dio cuenta que el tema es mucho más complejo que subir la tasa de interés. Ya se sabe que la inflación de marzo fue muy alta y tendrá arrastre para abril, por eso es una buena decisión trabajar sobre las expectativas de inflación”, explicó en declaraciones a radio Mitre.

Leé también:  “Las medidas ayudarán a aliviar el bolsillo de la gente”

Y agregó: “Parece un plan de emergencia frente a las elecciones. Se asustaron con las encuestas y se animarán a hacer cosas que antes no. No hacía falta la encuesta de Durán Barba para darse cuenta de que la cosa no está funcionando”.

Además, el ex ministro de Haciendo expresó que “la clave es si la sociedad cree o no las promesas del Gobierno, y desde fines de 2017 hubo una pérdida notable de la credibilidad en las autoridades. Uno puede anunciar, pero si no es creíble puede quedar a mitad de camino”, aunque celebró “que el Gobierno abra un poco los oídos”.

En relación al FMI, Prat Gay analizó cambiar los términos de los préstamos. “Yo renegociaría los plazos, es una obviedad, los vencimientos que quedan por delante habrá que espaciarlos en el tiempo. El Fondo trae un modelo de ajuste de afuera y pretende que funcione en cada país, pero cada país tiene sus particularidades”, concluyó.