Vecino de Lomas, jefe de fábrica de la empresa Femyp, diseñó las cintas que les permiten a miles de personas cruzar de Este al Oeste de la ciudad, con comodidad. “Para mí es un orgullo”, contó.
La fábrica es de Lanús.
La fábrica es de Lanús.

La gente que no suele transitar por la estación de Lanús hoy se topa con una sorpresa. En el cruce peatonal de la calle Ituzaingó se instalaron rampas mecánicas, de fabricación local, para que las personas con discapacidad y movilidad reducida puedan circular sin problemas de la zona Este al Oeste de la ciudad. La obra se inició a fines de 2016 y ya quedó concluida. Se trata de un proyecto inédito en toda la Línea Roca.

Las reformas demandaron una inversión de $3.300.000 por parte del Municipio y las cintas fueron diseñadas, elaboradas y montadas íntegramente por la empresa lanusense Femyp. Eduardo Rodríguez, jefe de fábrica y vecino de Lomas, fue el cerebro detrás de esta iniciativa innovadora. “Para mí es un orgullo. Es un trabajo único en la zona Sur y hoy lo pueden utilizar cientos de miles de vecinos todos los días”, comentó.

“es un trabajo único en la zona sur y hoy lo pueden utilizar cientos de miles de vecinos todos los días”, resaltó eduardo.

Las rampas se pusieron en marcha en agosto y si bien se encuentran funcionando con normalidad desde hace días, están en etapa de prueba, según informó su creador. Se colocaron dos del lado Este, a la altura de la calle Ituzaingó, y dos en el Oeste en Joaquín V. González, casi esquina 20 de Octubre. Tienen una altura de 2,70 metros, una inclinación de 12 grados y un largo de 12,70 metros.

Leé también:  Derrumbe histórico: la industria cayó un 11,5% en septiembre

“La fabricamos toda nosotros. Todo lo que se ve y todo lo que no se ve (las piezas, los engranajes, los circuitos y los rodamientos) lo fabricamos nosotros. Es una cinta 90% nacional. Esto es algo que no existe acá”, precisó.

Para Rodríguez, eso es lo más destacable. “Por lo general, las escaleras mecánicas que ves, los ascensores que te cruzás en las estaciones están hechos con piezas importadas, con motores y equipos que se traen de afuera y se ensamblan acá. En este caso puntual hubo todo un desarrollo que llevó mucho esfuerzo, mucho trabajo acá”, explicó.

“Eso la gente no lo sabe, no lo ve y es importante entender que esto se puede hacer acá, en Argentina. Esto genera mucho trabajo y a su vez motoriza la actividad. Nosotros somos una empresa chica, pero ya hemos hecho ascensores, escaleras mecánicas en estaciones de subte, como por ejemplo San Juan y Pueyrredón”, relató Rodríguez.

Leé también:  Llega a Lanús la Feria Futuro

El vecino comenzó a trabajar en fábricas desde que era joven, cuando tenía 18 años, y desde entonces se dio maña para hacer moldes, inyectoras propias o diseños. “Siempre me gustó. Toda la vida diseñé”, cuenta.

así lucen las rampas mecánicas fabricadas en lanús.
así lucen las rampas mecánicas fabricadas en lanús.

Ahora que su proyecto está puesto a prueba y se encuentra en funcionamiento, dice que está feliz por la utilidad que le dan miles de personas todos los días y porque, a su vez, a muchos les simplifica la vida. “Es una alegría inmensa. Porque yo no lo había pensado, pero esto le puede facilitar muchas cosas a la gente. No sólo a las personas mayores, sino también a las parejas jóvenes con carritos de bebé que tienen que andar haciendo malabares para bajar y subir escaleras hoy en la mayoría de las estaciones”, resaltó.

Leé también:  Los municipales de Lanús recibirán un 4% adicional y un plus de $1500
eduardo rodríguez en la fábrica de quintana 480.
eduardo rodríguez en la fábrica de quintana 480.

Para ellos es una comodidad y para el resto un cambio. La Asociación de Trabajadores Discapacitados de Lanús, de hecho, hace tiempo había presentado un proyecto para instalar un montacargas en la estación. La idea no prosperó en el Concejo Deliberante.

Por eso la reacción de los vecinos al encontrarse con esta nueva forma de movilidad para cruzar por debajo de las vías del ferrocarril es de asombro, de incredulidad. “Nunca pensé que iba a ver algo así en la estación de Lanús”, reconoció Maximiliano Sampaio, que todas las mañanas pasa por allí para ir y volver a su trabajo.

“Eso es lo lindo, eso es lo enriquecedor, que hicimos algo para los vecinos y que mostramos que se puede aplicar en otros lados. Por ahora hicimos dos rampas, pero estamos preparados para hacer cuatro, ocho, las que nos pidan. Eso ahora depende de cada uno de los Municipios”, cerró.