Alberto Fernández se distanció de la actitud de Mauricio Macri y le pidió que "se meta en el despacho de la Casa Rosada y trate de volver a gobernar".

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, consideró que “la diferencia” que tuvo con su rival de Juntos por el Cambio, Mauricio Macri, durante el primer debate electoral, es que él dijo "la verdad", mientras que el actual mandatario nacional “dio cifras falsas y dijo cosas muy poco consistentes”.

Macri debería dejar de “gastar el dinero como lo está gastando".
Macri debería dejar de “gastar el dinero como lo está gastando".

Un día después del encuentro que reunió a los seis aspirantes a la Casa Rosada, el dirigente opositor cuestionó a su principal adversario político y le pidió “que no siga complicando el escenario argentino”. “Yo dije la verdad, simplemente. La diferencia con Macri es que yo dije la verdad. Macri dio cifras falsas, dijo cosas muy poco consistentes”, sostuvo Fernández.

Leé también:  Fernández y Macron hablaron sobre "los problemas del continente"

El exjefe de Gabinete le reclamó al Presidente "que en verdad deje de hacer campaña y que se dedique a gobernar". “Que por un ratito pare con las caravanas (en referencia a las marchas del Sí se puede, en apoyo al oficialismo), se meta en el despacho de la Casa Rosada y trate de volver a gobernar”, manifestó.

Entre otras cosas, sostuvo que Macri debería dejar de “gastar el dinero como lo está gastando", ya que "cuando decide bajar impuestos es plata que deja de entrar al fisco".
"Lo único que le pedí cuando hablamos en algún momento es que cuidara las reservas, parece que lo hicieran apropósito, no paran de perderlas", cuestionó.

Leé también:  El BID, dispuesto a otorgarle un préstamo al Gobierno que viene

Por último, Fernández rechazó las críticas en su contra por los gestos que hizo durante sus exposiciones en el debate: "Yo no acuso a nadie, cuando uno discute y habla, por ahí levanta el dedo, pero la verdad es que eso no tiene ningún sentido acusatorio", aseguró al respecto.

LA INCOMODIDAD DE LAVAGNA. El candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, aseguró que no estuvo "cómodo" durante el último debate electoral porque sintió “que estaba metido en un juego que no conducía a un cambio en la Argentina”.
Consideró que "el formato no es el mejor”. “Éramos seis, teníamos poco tiempo. Seguramente se pueden encontrar formas de debate que permitan un análisis un poco más en profundidad de las cosas”, señaló.