Con algunas diferencias con respecto al film animado de 1941 y con más protagonismo de los seres humanos, el simpático elefante con sus grandes orejas vuelve a la pantalla grande.
“Lo que me encanta de Dumbo es la idea de la imagen de un elefante volador e inadaptado”, dijo tim burton, el director del film.
“Lo que me encanta de Dumbo es la idea de la imagen de un elefante volador e inadaptado”, dijo tim burton, el director del film.

Las aventuras del elefante “Dumbo” vuelven a la pantalla grande bajo la lente del experimentado Tim Burton, un especialista en recrear mundos de fantasía, con una película basada en el relato homónimo escrito por Helen Aberson y Harold Pearl, y en el film animado de Walt Disney, que se estrenó en 1941.

En este film que llega a las salas argentinas, en paralelo con el estreno en buena parte del globo, Holt Farrier, una ex estrella de circo que deberá enfrentar cambios en su vida al regresar de la guerra.

LA HISTORIA. El dueño del circo, Max Medici, le pide a Holt que se ocupe de un elefante recién nacido, cuyas enormes orejas lo convierten en el hazmerreír de un circo en aprietos.

Pero cuando los hijos de Holt descubren que Dumbo puede volar, el emprendedor V.A Vandevere y la acróbata aérea Colette Marchant entran en escena para convertir al elefante en una verdadera estrella.

Leé también:  El Festival Internacional de Cine contó con un jurado lomense

En esta versión, los animales no hablan y los personajes humanos tienen un papel más relevante, a diferencia de la película animada en la que estaban en segundo plano y eran percibidos casi como villanos.

A diferencia de, por ejemplo, el remake de “La bella y la bestia”, casi calcada del clásico animado, “Dumbo” dista bastante de la original.

La película igual conserva varios aspectos de la original, como la desgarradora escena de la canción “Hijo mío”, cuando Dumbo visita a su madre enjaulada.

HAY EQUIPO. El elenco de esta remake, que tiene también animación, lo completan Colin Farrel, Michael Keaton, Danny DeVito, Eva Green y Alan Arkin, entre otras figuras.

La dirigió Tim Burton, quien cuenta con títulos como “Beetlejuice”, “El joven manos de tijera”, “Alicia en el País de las Maravillas” en su frondosa filmografía, con guión de Ethen Kruger, con fotografía de Ben Davis, edición de Chris Lebenzon y música de Danny Elfman.

Leé también:  La vida de un asesino serial llega al cine

El bicho raro de la escuela. Vueltas del destino, Tim Burton nunca fue un aficionado a los circos, le molestaba la idea de tener animales en jaulas y, sobre todo, los payasos. Pero dejarlo todo y “unirse a un grupo de inadaptados”, siempre le encantó.

Mejor aún si en el espectáculo hay un elefante que puede volar. “Lo que me encanta de Dumbo es la idea de la imagen de un elefante volador e inadaptado. Ese tipo de cosas me atraen mucho”, dijo Burton a la prensa internacional.

El director remarcó que en la escuela lo etiquetaron de “bicho raro”, lo que cree que en parte le dio algo de libertad para ser lo que quería, no tener que pretender, pero al mismo tiempo es un sentimiento presente en sus películas más exitosas.

“El inadaptado usa esa cosa por la que lo juzgan para algo positivo”, y en el caso de “Dumbo” son sus orejas gigantes.