Un trabajo de la Unsam refleja que el 90% de los empleos precarios creados en la gestión Cambiemos fueron ocupados por mujeres. Además entre ellas impactaron más la desocupación y los despidos.

Según un informe del centro de estudios CETyD, de la Universidad Nacional de San Martín, entre 2016 y 2018, más de 340 mil mujeres que no trabajaban comenzaron a buscar un empleo con el objetivo de compensar la caída de los ingresos de los hogares.

“El peso de la crisis lo están cargando las mujeres”, es el nombre del estudio.

El estudio del espacio dirigido por Carlos Tomada titulado “El peso de la crisis lo están cargando las mujeres”, explica que las mujeres debieron salir masivamente a buscar trabajo y, cuando lo hicieron, el mercado o bien les cerró las puertas, o bien les abrió una puerta trasera para que ocupen un lugar subordinado en él. De hecho, “más del 90% de los empleos precarios creados desde esa 2016 fueron ocupados por mujeres”.

Leé también:  Cierra otra fábrica y deja a 50 trabajadores en la calle

“La mayoría de las mujeres que se incorporaron al mercado de trabajo accedió a empleos precarios o, directamente, se sumó a la población desocupada”, señaló el informe especialmente realizado cerca del 8M.

Además 320 mil mujeres obtuvieron un empleo no registrado o no asalariado (en su mayoría cuenta propia) y más de 50.000 quedaron desocupadas. “Al mismo tiempo que crecía el empleo precario entre las mujeres, el empleo registrado se contraía: hoy hay 30 mil asalariadas menos que hace dos años”, explica el estudio.