Desde Banfield, Graciela Perdiguero, sobrina de una figura clave del Festival de Cosquín, cuenta la tradición de este evento folklórico y el libro que escribió en homenaje al periodista salteño.

Graciela Perdiguero tiene el folklore tatuado en su piel. No es para menos, es sobrina de César Perdiguero, periodista salteño pionero en festivales de folklore y figura clave en la organización del Cosquín, el festival folklórico más importante del país que terminó a principios de este mes y todavía sigue caliente el escenario de la Plaza Próspero Molina.

perdiguero trabajó para la difusión del folklore.

Ella vive en Banfield, lugar al que llegó en medio de la “lucha en la vida para criar a cuatro hijos”. “Es un lugar que me ha dado mucha fuerza en cierto aspecto de mi vida cultural. Pude crecer y evocar la figura de un salteño que se desgarró la vida para defender su cultura, su Salta, su provincia”, remarcó Graciela.

Leé también:  Insólito: vecino de Lomas ofrece recompensa por la pérdida de su "dron"

César Perdiguero creó el Festival Latinoamericano de Folklore. “Antes, en el 60, en la provincia, la gente de clase baja no salía de vacaciones y como él trabajaba en el periodismo, le propone al director del diario El Tribuno hacer ese festival para que su pueblo conozca Latinoamérica y Salta se vistió de América, vinieron todos los países. Fue una fiesta maravillosa que recuerdo de niña, como lo es actualmente Cosquín”, contó.

Después creó la Serenata Cafayate, también en Salta, y en medio de esos espacios, hace ya 59 años, nació el Festival de Cosquín, donde lo convocan y pasa a formar parte de la comisión iniciadora del evento.

Leé también:  Carlos Cruz: “El fileteado es simplemente amor por el pincel y los colores”
graciela prepara su segundo libro.

Para contar la vida de su tío, Graciela escribió: “El cochero joven”, en el que cuenta la vida de Don César antes del Cosquín, con anécdotas que pudo reconstruir y cosas que le había contado su abuela y ella aún recuerda.

“Este libro es un homenaje a Perdiguero, tiene un subtitulo ‘La vida de Perdiguero contada por la gente’, porque no quería que mi obra fuera mía porque perdiguero fue un tipo muy abierto, de hablar llano, porque el tipo abría su corazón”, dijo, y aclara que el trabajo para recabar información comenzó en 2004.

Ahora va por otro libro, para contar la vida de este defensor de la cultura después del Cosquín: “No quiero que se olviden de César (murió el 22 de diciembre de 1984) porque él hizo un gran aporte a la cultura y al folklore”.

Leé también:  Miles de vecinos disfrutaron del Pericón Nacional en la Grigera

Para esta segunda parte, Graciela se junta con personalidades que le puedan aportar más datos y remarca que hasta el año de su muerte, los libreto de Cosquín se entregaban un año antes.