Llega a las salas argentinas el film del director que tiene algunos pasajes autobiográficos. Antonio Banderas y Penélope Cruz encabezan el elenco y se suman Leo Sbaraglia y Cecilia Roth.
El elenco lo encabezan intérpretes fetiche del director.
El elenco lo encabezan intérpretes fetiche del director.

Luego de su paso por el Festival de Cannes, llega a las salas argentinas “Dolor y gloria”, el nuevo film de Pedro Almodóvar que cuenta con pasajes de cierto aire autobiográfico.

Las escenas de la película narran una serie de reencuentros en la vida de Salvador Mallo, un director de cine en su ocaso. Algunos de ellos físicos, y otros recordados, como su infancia en los ‘60, cuando emigró con sus padres a Paterna, un pueblo de Valencia, en busca de prosperidad.

También cuentan el primer deseo, su primer amor adulto ya en el Madrid de los ‘80, el dolor de la ruptura de este amor cuando todavía estaba vivo y palpitante, la escritura como única terapia para olvidar lo inolvidable, el temprano descubrimiento del cine, y el vacío, el inconmensurable vacío ante la imposibilidad de seguir rodando.

Leé también:  Queríamos tanto a John Keating

La película “Dolor y gloria” habla de la creación, de la dificultad de separarla de la propia vida y de las pasiones que le dan sentido y esperanza. En la recuperación de su pasado, Salvador encuentra la necesidad urgente de volver a escribir.

El elenco lo encabezan intérpretes fetiche del director manchego, como Antonio Banderas, que es un alter ego de Almodóvar en el film, junto a Asier Etxeandia y Penélope Cruz. Además, son parte del reparto los argentinos Cecilia Roth y Leonardo Sbaraglia.

Se suman también las actuaciones de Julieta Serrano, Nora Navas, Asier Flores, César Vicente, Raúl Arévalo, Neus Alborch, Pedro Casablanc, Susi Sánchez, Eva Martín, Julián López, Rosalía y Francisca Horcajo.

Un film que lo representa. Pedro Almodóvar admitió que su nueva película es la que más lo representa. “Más que nunca mi alma está en la película, y eso no tiene que ver con que si ocurrió o no, sino con que he ido un poco más lejos”, apuntó.

Leé también:  El cine argentino invade San Sebastián

Almodóvar dijo que el film  “no tiene tanto que ver con mi relación con mi madre como con mi sexualidad y con el hecho de haber sido un niño diferente”.

El autor de títulos icónicos, como “Matador”, “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, “Todo sobre mi madre”, “La mala educación” y “Volver”, entre otras, espera que “Dolor y gloria”, la película número 21 de su trayectoria, no sea su “testamento cinematográfico”.

Pedro Almodóvar es el director español que mayor aclamación y resonancia logró fuera de su país en las últimas décadas, desde el cineasta Luis Buñuel.

Con más de 20 títulos en su filmografía, este director manchego tiene un sello propio y las temáticas de sus películas bucean en ocasiones en el universo femenino protagonizadas por las “Chicas Almodóvar”, en ámbitos marginales y con ciertas críticas a los sectores más conservadores.