Cientos de maestros de toda la región se manifestaron en la Grigera y movilizaron por Yrigoyen para visibilizar las malas condiciones de los establecimientos que dependen de la Provincia.
Hubo una suelta de globos en la Plaza Grigera.
Hubo una suelta de globos en la Plaza Grigera.

Cientos de docentes de toda la región se manifestaron en Lomas para exigir justicia por la muerte de Sandra y Rubén, los trabajadores que perdieron la vida hace más de un mes en la escuela N°49 de Moreno. La tragedia que dejó sin vida a estos trabajadores (una explosión de gas en el establecimiento, minutos antes de que ingresen los alumnos) es parte de un tejido que comprende a cientos de instituciones educativas bonaerenses que sufren malas condiciones edilicias.

La jornada se centró en mejoras edilicias.
La jornada se centró en mejoras edilicias.

La concentración fue en la Plaza Grigera, donde los maestros con sus banderas y distintos lemas reclamaron por las malas condiciones edilicias que afectan a miles de establecimientos educativos: paredes electrificadas, problemas de gas, agua, techos con peligro de derrumbe, entre otras situaciones. En este aspecto, señalaron la situación de “emergencia” y exigieron que la gobernadora María Eugenia Vidal “se haga cargo para que no haya más víctimas”.

Además, los docentes marcharon por la Avenida Yrigoyen hacia la delegación de IOMA, la obra social que les da cobertura, para expresarse contra el vaciamiento del servicio médico. Meses atrás, la maestra de Lomas Gabriela Ciufarella falleció producto de la demora de IOMA en brindarle los medicamentos para tratar su cáncer.